miércoles, 4 agosto 2021 11:54

Camíns teme que una lucha abierta con Ayuso la aleje de liderar el PP de Madrid

“Sería bonito. Es mi casa”, comentaba hace un año la ahora presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sobre la posibilidad de liderar el Partido Popular de Madrid. Ahora, la política sabe que no lo tiene tan fácil. El núcleo duro del presidente del PP, Pablo Casado, quiere evitar polémicas, por lo que con el alcalde de la capital fuera del tablero tras haber recibido el cargo de portavoz nacional popular, es esa llamada “tercera vía”, la que suena con fuerza para recoger el liderazgo del PP de Madrid a principios del año que entra, cuando se celebre el congreso correspondiente. El problema es que la favorita de Casado, la secretaria general del PP de Madrid, Ana Camíns, no quiere un enfrentamiento directo con Ayuso.

Los mensajes de la secretaria general popular de Madrid son curiosos. Tras las publicaciones que la sitúan en la pugna por liderar el partido, Camíns ha optado por un perfil bajo que no hace otra cosa que alabar la gestión de la que previsiblemente será su rival en marzo del año que viene, cuando se celebre el congreso por ser la cabeza de los populares madrileños. Entre tanto, Camíns quiere evitar que su posible candidatura prematura tenga consecuencias nefastas para su posición actual y que se generen enfrentamientos internos.

Ana Camíns nunca ha optado por una posición guerrera ni ha gritado a los cuatro vientos su intención de presentarse como candidata a presidir el PP de Madrid. Ahora quiere enterrar ese hacha de guerra latente y dejar claro que es una dirigente fiel al partido. Y las filas en torno a su posición están cerradas, muy cerradas. Y no quieren que su candidatura prematura le salga caro.

Si no comparte un editorial titulado “Contra Ayuso, contra la libertad”, sigue con pelos y señales una entrevista a la presidenta autonómica en La Sexta y comparte todas y cada una de las afirmaciones de Díaz Ayuso.

“Ha sido una gran entrevista de Isabel Díaz Ayuso, con solvencia, datos y transparencia. Por eso tenemos a todos los trolls tuiteros (y a algunos dirigentes) dando lo mejor de sí mismos desde el sofá”, comentaba. “Lo que no tuitean es que Isabel Díaz Ayuso también está explicando: – la contratación de 11.000 profesores para este curso. – que en Madrid se hacen 150.000 PCR a la semana. – Que en 4 días ya se le ha hecho test Covid a 60.000 trabajadores de colegios. En fin… #L6Ncurvapeligrosa”, proseguía.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”309621″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Todo por evitar un enfrentamiento con la presidenta autonómica y desligarse de una imagen que la sitúa como candidata (y favorita de Casado) para presidir el Partido Popular de Madrid, una joya que muchos quieren pero que pocos se atreven a intentar conseguirla a excepción de la presidenta de la Comunidad, que ya dejó clara su intención.

Algunos consideraban que Almeida se postularía también a por el cargo, pero tal y como ha podido saber este medio, el alcalde no tiene intención de pluriemplearse aún más. Ayuso representa un PP del que Casado parece querer desmarcarse. Ambos provienen de la dinastía Aguirre, pero el presidente del partido conservador busca dar una imagen de moderación que parece no estar en la línea de lo que representa Ayuso, ahora en el punto de mira del Gobierno y objeto de todas las críticas del presidente, Pedro Sánchez.

La Comunidad de Madrid no pasa por su mejor momento después de que la estrategia del Gobierno central se convirtiera en culparles por todos y absolutamente cada uno de los miembros de la Comunidad de las consecuencias más graves de la pandemia. Puede que Ayuso salga reforzada del proceso, pero lo cierto es que Camíns, esa “tercera vía” gusta en Génova como posible candidata y les recuerda a Almeida, un político poco conocido que se ha convertido en el principal baluarte de los populares en estos tiempos.