miércoles, 24 febrero 2021 21:38

Así se liga en tiempos de Covid-19

La Covid-19 nos ha quitado muchas cosas. No hay otro tema del que se hable desde que se desatara la pandemia provocada por el coronavirus. Aunque han pasado solo unos meses, hemos vivido algo que nunca pensaríamos que fuéramos a vivir, un confinamiento incluido. Tras la finalización del estado de alarma, la nueva normalidad irrumpía en nuestra vida cambiándolo todo. También a la hora de ligar.

Y es que, una de las cosas que menos podemos hacer, es darnos besos y abrazos. El contacto físico se nos tiene prohibido, y no hay una cosa que puede beneficiar menos al armo. Este verano ha sido muy distinto. Aunque es una de las épocas en las que más aprovechamos para ligar, lo cierto es que este año hemos tenido que dejar todo eso aparcado. O, al menos, lo hemos tenido que poner en práctica de forma diferente. Pero, ¿cómo podemos hacerlo bien?

Si te encanta flirtear, descubre cómo se liga en tiempos del Covid-19.

Por la Covid-19, mejor juntarnos con conocidos

ligar covid-19

Aunque nos gusta relacionarnos con mucha gente, debemos tener en cuenta que este año ha sido, por excelencia, el de la cancelación de grandes fiestas. Eventos, festivales… Todo eso se ha ido al traste tras la aparición de la Covid-19. Por eso, es mejor ir reduciendo nuestro grupo hasta solo juntarnos con los estrechamente conocidos. Mejor aún, si somos convivientes. El riesgo de contagio, de este modo, disminuye.

A pesar de eso, no es que el momento de ligar se haya dejado por completo de lado. Muchas de las personas que no pueden flirtear, deben hacerlo más a través de las aplicaciones, cosa que cada vez es más sencilla. Aunque antes no contaban con demasiada aceptación, lo cierto es que ahora, al igual que el teletrabajo, es la mejor de las opciones.

Para los más jóvenes, esto no es ninguna novedad. Sin embargo, el uso de las mismas se ha visto incrementado en los últimos meses. Todo ha cambiado y también nuestra forma de ligar. Ahora Instagram, Facebook u otras redes especializadas en esto son las principales elecciones.

Los adultos ahora ligan por Internet

ligar internet

Como decíamos, los jóvenes ya estaban acostumbrados a usar Internet para encontrar el amor. Sin embargo, los adultos aún no habían hecho un uso demasiado habitual de dichas aplicaciones. Ahora, después de la Covid-19, este grupo de personas se ha sumado a la tendencia, por lo que es más fácil ligar a través de ciertas redes.

La forma de relacionarse con otra gente, por parte de los más jóvenes, ya ha ido cambiando desde antes del coronavirus. Además, se han podido ir delimitando algunas actitudes como, por ejemplo, que la forma de quedar y hablar también ha evolucionado. Ahora, todo esto se mide a través de los likes que se reciben en Instagram.

Cuando alguien da me gusta a una foto antigua, lo hace para despertar el interés del usuario y para que este vea que dicho interés es mutuo. Es una especie de juego en el que los likes funcionan como indirectas hasta el momento de atreverse a hablar el uno con el otro. Ir de frente ha ido quedando en el olvido, y eso es a lo que los adultos se empiezan a enfrentar.

Citas virtuales por la Covid-19

citas virtuales covid-19

Una de las cosas que más se ha incrementado desde que llegara la Covid-19 es el hecho de citarse de forma virtual. Durante el confinamiento, fue nuestra principal forma de contacto y, ahora, hemos empezado a usar este tipo de citas como forma de ligar.

Es una buena forma de conocer mejor a otra persona. Cuando quedamos con alguien, nos podemos poner nerviosos. Sin embargo, el hecho de que no esté delante de nosotros realmente, nos puede ayudar a la hora de dejar atrás esa ansiedad. A través de una pantalla, podemos indagar y jugar más, sabiendo que no estamos expuestos a ningún tipo de contagio.

Nuestro móvil, ordenador o tablet pueden funcionar como una especie de protección a la hora de pensarnos mejor las respuestas que debemos dar. Cuando quedamos con alguien a la cara, tememos ponernos nerviosos, que se nos note y, quizá, no terminamos de conocer bien a nuestra pareja debido a nuestra propia ansiedad. Para muchas personas, quedar frente a frente es exponerse demasiado.

Ahora la gente se conoce más

sexo coronavirus

Otra de las cosas que más llaman la atención con respecto a estos nuevos tiempos en los que convivimos con la Covid-19, es que parece que los tiempos se han ido relajando. Ya no conocemos a alguien y lo primero que pensamos es pasar a mayores. Ahora, por miedo al contagio, preferimos conocernos más antes de atrevernos a dar el primer paso.

Es decir, hablamos mucho más antes de mantener relaciones sexuales. Esto es algo interesante, ya que parece que hemos vuelto a los orígenes. Quedamos de forma tranquila, damos un paseo, tomamos un café… El contacto íntimo preferimos dejarlo para más tarde. Parece que las relaciones frívolas que hemos tenido durante los últimos años, han dado paso a unas más cálidas, más de tú a tú, dejando el erotismo a un lado.

Sin embargo, en el caso de que haya mucho interés por parte de ambos, aunque las citas virtuales están muy bien, no dudaremos en quedar con la otra persona. Al inicio, se puede hacer el protocolo de preguntar y saber si ambos estamos limpios o si se ha mantenido la higiene de forma suficiente. Después de esto, nos animamos a saludarnos e iniciar nuestra primera cita en persona.

La gente no va tan lanzada por miedo a la Covid-19

ligar tiempos covid-19

Esta nueva forma de ligar, que se ha impuesto debido a las circunstancias actuales, parece que es más bonita que la que hemos vivido durante los últimos años. Si algo está claro, es que las personas no vamos tan lanzadas como antes, sino que preferimos esperar.

Eso sí, a la hora de ligar, debemos tener cuidado. Después de haber vivido un largo confinamiento, al principio tenemos bastante cuidado, y miedo, al contagio. Conforme vamos sintiéndonos cómodos y conociendo a la otra persona, esto puede cambiar. Y aquí aparece el riesgo de contagio.

La forma de ligar en tiempos de Covid-19 ha cambiado. Ahora lo haremos más de día y no tanto de noche, en parte porque apenas podemos salir a partir de las doce. Sin embargo, el amor no se puede parar, y es una de las pocas cosas que sobrevive al coronavirus.