martes, 27 julio 2021 11:53

Delgado destaca el rigor de la Fiscalía en la pandemia

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, que ha tomado posesión este jueves como Consejera Nata del Consejo de Estado, ha destacado en su discurso la actuación “rigurosa, empática y comprometida” de los fiscales durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, durante la que han velado “por la protección de las víctimas y de las personas vulnerables”.

Durante el acto de toma de posesión, Delgado ha centrado así parte de su discurso en destacar esa “inmensa vocación de servicio público” del Ministerio Público, y ha indicado que tanto el Consejo de Estado como el Ministerio Fiscal tienen en común “la encomienda de velar con imparcialidad por el Estado de Derecho”.

Además, ha señalado que una de las fortalezas de la institución que dirige es la capilaridad de su estructura territorial, que le proporciona tanto proximidad a la ciudadanía como precisión a la hora de disponer de datos, y ha incidido en que esto supone un instrumento de diagnóstico de primer orden.

Delgado ha recordado además que la especialización del Ministerio Fiscal permite un amplio conocimiento jurídico en diversas materias como la lucha contra la violencia de género, la corrupción, el crimen organizado, la siniestrabilidad laboral o la delincuencia económica, entre otros.

Durante su alocución, ha indicado que asume este cargo, cuya materialización se postergó por la pandemia, con “compromiso y responsabilidad” y con “la esperanza de contribuir con la calidad técnica y el rigor jurídico” de sus antecesores, inspirándose en los valores constitucionales de la libertad, la justicia y la igualdad, “y siempre con la perspectiva de los derechos humanos”.

Además, en su intervención, la fiscal general ha recordado la figura de Landelino Lavilla, Consejero Permanente desde 1983 y uno de los juristas y políticos más destacados de la Transición, que falleció el pasado mes de abril.

Y ha hecho hincapié en las circunstancias “excepcionales” que se viven en el país por la Covid-19, que provoca “dolorosas consecuencias incidiendo la salud, en familiares, en amigos, (…) en el trabajo, en los anhelos y en los miedos”.

A LA ALTURA DEL SACRIFICIO COLECTIVO

Delgado ha apuntado además que la crisis “ha delatado con crudeza las desigualdades sociales, la brecha de género, la fragilidad económica de los conciudadanos y la extrema vulnerabilidad de colectivos como las personas de avanzada edad en quienes la enfermedad se ha cebado”.

Pero, por contra, ha añadido que la crisis también ha revelado “la ejemplaridad y responsabilidad ciudadana, los valores de solidaridad, la ayuda mutua, el civismo y la actitud y entrega de los servicios esenciales y el compromiso del personal sanitario del país”.

Ahora, ante el Consejo de Estado, Delgado ha indicado que las instituciones han de estar a la altura del sacrificio individual y colectivo “y dar respuesta a las problemáticas de los que están en posición de fragilidad”. “Hay que promover la confianza ciudadana en sus instituciones, (…) es esencial para la integración de los ciudadanos en torno a valores democráticos”, ha apostillado.

Además, Delgado ha puesto de relieve la “la ingente labor” del Consejo de Estado durante la crisis, tiempo en el que ha emitido 156 dictámenes “velando por los derechos sociales” de la ciudadanía.

EXHUMACION DE FRANCO

Por su parte, la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, ha repasado la carrera de Delgado, destacando por ejemplo hitos como haber sido la responsable de dar fe “de un momento histórico para el país como fue la exhumación de los restos del dictador Franco” del Valle de los Caídos.

Y ha subrayado también de la fiscal general que “es una feminista militante”, añadiendo que está convencida de que “las transformaciones que el mundo necesita solo pueden venir del feminismo”. “Es necesario un feminismo jurídico”, ha añadido, para luego apuntar que “es inaceptable que haya todavía 153 países con leyes que discriminan a las mujeres”.

LA FGE EN EL CONSEJO DE ESTADO

La persona titular de la Fiscalía General del Estado forma siempre parte del Consejo de Estado como Consejera nata, en virtud del artículo 8 de su Ley Orgánica reguladora. El Consejo de Estado, previsto en el artículo 107 de la Constitución, es el supremo órgano consultivo del Gobierno y su función, que ejerce con autonomía orgánica y funcional para garantizar su objetividad e independencia, es velar por la observancia de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico.

Tras el acto de toma de posesión, la Fiscal General ha hecho entrega de la Memoria de la Fiscalía General del Estado a la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega.