jueves, 4 marzo 2021 17:32

Tipos de cortacésped y sus ventajas

Tener un buen jardín donde salir a respirar aire puro y donde tomar unos refrigerios con la familia y amigos es algo maravilloso. Pero, claro, hay que cuidarlo. Y para eso se necesita una serie de herramientas, entre las que los cortacéspedes destacan por su importancia.

Es sorprendente ver lo rápido que crece la hierba, y como en muy poco tiempo tu precioso jardín se convierte en una especie de selva amazónica. En Jardinadicto.com encontrarás la guía de compra más completa de cuantos artículos puedas necesitar para el cuidado de tu jardín, empezando por los mejores cortacésped.

A continuación vamos a mostrarte algunos de los diferentes tipos de cortacésped que puedes encontrar en el mercado, de modo que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades.

Cortacésped manual

Si tu jardín es de pequeño tamaño, un cortacésped manual es el que más te conviene. Su funcionamiento es muy sencillo, tú mismo serás quien los empuje sobre el césped, proporcionando la fuerza para el movimiento de su mecanismo de corte y desplazamiento.

Este tipo de cortacésped necesitan ser lubricados frecuentemente y que la hierba esté seca y poco crecida (no más de 6 centímetros), por lo que no podrás descuidarte en la periodicidad del segado.

También es importante que el terreno sea bastante liso, para que las ruedas del cortacésped manual puedan apoyarse bien en el suelo.

Las principales ventajas de estas máquinas son su ligereza y el poco espacio que ocupan, el poco mantenimiento que requieren, lo poco ruidosas que son y, por supuesto, que son las más baratas.

Cortacésped eléctrico

Más cómodos que los cortacéspedes manuales, son muy adecuados para los jardines de tamaño mediano.

También es necesario que la hierba esté seca a la hora de utilizarlos, pero no son tan dependientes de la altura de la hierba.

Pueden funcionar con cable o sin él. Los que cuentan con cable limitan más los movimientos, con el riesgo de tropezar con él e incluso de cortarlo por accidente. Los que funcionan sin cable dejan una mayor libertad de movimientos. Su energía procede de baterías recargables y son más pesados y más caros.

El mantenimiento de este tipo de máquinas es muy sencillo y suele limitarse a afilar sus cuchillas una vez al año y a limpiarlas después de cada corte.

Cortacésped de gasolina

Funcionan con un motor de combustión de 4 tiempos. Los hay autopropulsados y no autopropulsados.

Con los autopropulsados únicamente tendrás que gobernar su dirección, sin tener que empujarlos, mientras que con los que no lo son tendrás que empujarlos tú mismo, aunque el esfuerzo que requiere es menor que el que se necesita con los cortacéspedes manuales.

Este tipo de máquinas cuentan con una mayor potencia y autonomía que los eléctricos, por lo que son ideales en jardines de un tamaño de mediano a grande.

Como desventajas, son máquinas que requieren de bastante mantenimiento y son más pesadas, contaminantes y ruidosas que los modelos anteriores.

Estos son, a grandes rasgos, los principales tipos de cortacésped que puedes encontrar en el mercado, aunque también existen, y cada vez con un mayor éxito, robots cortacésped y cortacésped aerostáticos o flotantes. Los factores que más hay que tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro modelo es su autonomía, movilidad, esfuerzo que requiere su uso, mantenimiento y la contaminación acústica que puedan causar.