miércoles, 3 marzo 2021 22:55

Las veces que Pablo Motos estuvo al borde de la ruina

Todos conocemos a Pablo Motos por ser el conductor de uno de los programas que más está durando en la parrilla: El Hormiguero. Sin embargo, a pesar de destacar por su humor, también usa el espacio para arremeter contra temas escabrosos como la política o la sanidad. Además, también lo utiliza para confesar temas personales que no cuenta en ningún otro sitio. Un método de hablar abiertamente de su vida en su programa de más audiencia.

La reflexión con la que comenzaba uno de sus últimos programas hizo replantearse muchas cosas a los espectadores. Eso es lo que quería compartir con sus seguidores: “Quiero hablar de la frustración. ¿Os notáis más impacientes, más impulsivos, que os desanimáis enseguida? Es una sensación muy desagradable que se genera cuando hay distancia entre lo ideal y lo real, pero eso no significa que lo estéis haciendo bien. Hay muy poca distancia entre el éxito y el fracaso”.

Después de esto, terminó contando las veces en las que su situación económica ha llegado a ser grave. Estas son las veces en las que Pablo Motos ha estado al borde de la ruina.

La primera vez que Pablo Motos casi se arruina

pablo motos trancas barrancas

Después de comenzar su discurso, quiso compartir con Trancas y Barrancas sus propias vivencias. La primera ocasión en la que casi se arruinó. Lo que ocurrió fue, según sus propias palabras, que el presentador y humorista depositó confianza en un señor que terminó estafándole.

En su nombre, firmó nada menos que 300.000 euros, después de eso, el hombre lo tangó. Debido a que era un asunto publicitario, consiguió que le perdonaran parte de la deuda. Sin embargo, al haber firmado por él, el conductor del programa fue el que se llevó la peor parte. Un año entero estuvo con el sueldo embargado mientras trabajaba como locutor en la radio.

Después, la emisora de radio terminó condonándole la deuda, sin olvidar que estuvo un año completo sin percibir ningún sueldo. De este modo, terminó viviendo ese año gracias a sus padres. Lo recuerda con pena y a a la vez agradecido a la acción y apoyo de sus progenitores.