sábado, 24 julio 2021 09:45

El PNV endurece su tono contra EH Bildu por su acercamiento al PSOE

  • El nacionalismo vasco está roto en dos mitades.
  • Urkullu y Ortuzar están hartos del trío que conforman EH Bildu, ELA y LAB.
  • La nueva estrategia abertzale se parece a las de PNV y Podemos.
  • El Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha conseguido los tres objetivos que pretendía de las elecciones del pasado 26J: mejorar sus resultados en votos y escaños; retener el poder; y alcanzar mayoría absoluta con el PSE para romper el bloqueo al que le sometieron la pasada legislatura el trío EH Bildu, PP y Podemos.

    Aun así en las filas jeltzales se saborea un regusto amargo porque las urnas dieron la posibilidad de que un trío de progreso, EH Bildu, PSE y Podemos, les desalojara del Palacio de Ajuria-Enea. Cierto es que los socialistas, quizás recordando el amargo y efímero gobierno de Patxi López, desecharon la posibilidad.

    El PSOE prefirió consolidar su pacto con el PNV, que con tanto desparpajo se mueve por Madrid. Y de paso apostaron porque el PSE no comparta gobierno con Euskal Herria Bildu, con el que existen unas menguantes rencillas a raíz del conflicto vasco.

    El PNV, tan acostumbrado a controlar todas las situaciones, se ha visto obligado a ceder a la socialista Idoia Mendia un puesto como vicelehendakari y ha visto como Pedro Sánchez ahora tiene las manos más libres para acercarse a EH Bildu en Madrid.

    LA ESTRATEGIA DE EH BILDU MOLESTA EN EL PNV

    Euskal Herria Bildu ha aparcado su vena independentista para adoptar sendas estrategias que eran propias del PNV y Podemos. En primer lugar, Arnaldo Otegi quiere visibilizar que sus pactos con el PSOE redundan en favor de inversiones para Euskadi (estrategia por la que la izquierda abertzale ha sido muy crítica hacia los jeltzales).

    Y en segundo lugar, la coalición liderada por Sortu ha apostado por priorizar un discurso social regeneracionista, ‘tipo Podemos’, que deja atrás una estrategia identitaria ‘a la catalana’ que había provocado cierto hartazgo hasta en las propias filas abertzales.

    Otegi, siguiendo la estela de ERC en Cataluña, pretende ensanchar el campo electoral de Euskal Herria Bildu. En los últimos años lo ha hecho integrando a fuerzas no independentistas a la coalición, véase Eusko Alkartasuna o Alternatiba. Y en los últimos tiempos ha conseguido recabar apoyos de la izquierda no nacionalista, el exIU Javier Madrazo podría ser el mejor ejemplo de esta estrategia.

    EL PNV NO TRAGA A EH BILDU

    Íñigo Urkullu parece no creerse el discurso de la izquierda abertzale, que ha abierto la posibilidad de pactar con el PNV a nivel autonómico. Así lo aseguró Mertxe Aizpurua, que está abierta a dialogar sobre un nuevo Estatuto Vasco.

    El lehendakari ha asegurado en una entrevista concedida al Grupo Noticias que “está muy bien que la candidata de EH Bildu manifieste su disposición, y no me parece que lo tenga que interpretar como palabras huecas, y no lo hago. Espero que la actitud de EH Bildu en el Parlamento sea correspondiente con esa disposición de la candidata a lehendakari”.

    “Similares palabras se han manifestado en el foro parlamentario en la legislatura pasada, y luego el ejercicio ha sido otro. De hecho, estoy asistiendo a una disposición de EH Bildu a debatir sobre los Presupuestos del Gobierno español, cosa que me parece bien, siempre y cuando el Gobierno español guarde el compromiso acordado entre el PSOE y el PNV”, añade.

    Urkullu dice que “a lo largo de la historia, cuando el PNV en un único y exclusivo interés de buscar lo mejor para Euskadi, ha hablado y acordado con el Gobierno español, se le tildó de españolazo, y otras formaciones que han utilizado estos términos ahora muestran su disposición con el Gobierno español, con unas formaciones políticas que tienen una interpretación del modelo de Estado”.

    RECELOS ANTE EL ACERCAMIENTO ENTRE PODEMOS Y EH BILDU

    Elkarrekin Podemos invitó al PSE a explorar un tripartito ‘rojo’ con EH Bildu y Pablo Iglesias se ha reunido con la coalición abertzale para conseguir que un apoyo de los de Otegi a los presupuestos estatales evite un pacto centrista entre Sánchez y Ciudadanos.

    Urkullu, celoso ante el acercamiento de EH Bildu a fuerzas estatales, asegura que “si alguna razón tiene la izquierda abertzale en su inicio es intentar suplir al PNV. De eso se deriva una vocación de alianza con partidos que son supuestamente de un mismo ámbito ideológico al que pertenece la izquierda socialista conocida como abertzale“.

    “Esto lo hemos vivido esta campaña electoral pasada. La pretensión de un ejercicio de alianza no ha prosperado por la negativa del PSE. Si el PNV pactaba con el PSE, se criticaba al PNV por pactar con un partido que apoyó la aplicación del 155. Llama la atención que Elkarrekin Podemos se abstuviera también ante la candidatura de la persona que encabezaba la lista de EH Bildu. Las cosas se dicen, pero llevarlas al terreno práctico es harina de otro costal”, añade.

    El lehendakari advierte a Sánchez: “El Gobierno español sabe qué es lo que tiene acordado el PSOE con el PNV. Y ya hubo una advertencia tras el acuerdo que alcanzaron, un acuerdo además inútil, entre el PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para la prórroga del estado de alarma. Ya en aquel momento el PNV avisó al PSOE de que hay un compromiso escrito y de cuál es la relación preferente que debe guardarse por parte del Gobierno español, sobre todo en aquellas cuestiones que inciden en Euskadi”.