jueves, 4 marzo 2021 22:27

Un exdirectivo de Avalmadrid no recuerda intercambiar correos con Ayuso

El que fuera director de Relaciones Institucionales y Desarrollo de Negocio de Avalmadrid desde 2009 a 2018, Carlos Ramos Juárez, ha trasladado este martes que no recuerda haber intercambiado correos ni información con la actual presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, quien supuestamente en esa época le solicitó “información privilegiada” sobre un préstamo concedido a la empresa de sus padres MC Infortécnica.

Así lo ha indicado Ramos Juárez durante su comparecencia en la Comisión de Investigación de Avalmadrid de la Cámara regional, llamado a comparecer a raíz de las diversas informaciones de ‘Infolibre’ que sitúan a este directivo como la persona a la que Ayuso contactó para recibir cierta “información privilegiada sobre un préstamo concedido a la empresa de sus padres y sobre diversos negocios de los socios de su familia”.

“Yo intercambiaba información de todo tipo institucional del funcionamiento de Avalmadrid. Información pública. He trabajado 22 años en Avalmadrid, con la máxima profesionalidad, buen hacer, honradez y buena diligencia. Yo no recuerdo hablar con la señora Ayuso, he hablado con muchísima gente en 22 años y he intercambiado emails con más de 200.000 empresas y no recuerdo intercambiar información con Díaz Ayuso”, ha defendido.

Al ser repreguntado por los parlamentarios de la comisión ha insistido en que no puede recordar los correos que intercambiaba con todas las empresas porque “sería un prodigio” y ha indicado que en esa época Ayuso no era nadie de relevancia. Tampoco ha recordado si la exviceconsejera de Economía y expresidenta de Avalamdrid, Eva Piera, le envió correos para ponerle en contacto con la actual presidenta autonómica pero al estar en el consejo de administración entiende que puede ser que sí.

“Para mí, Ayuso en ese momento, en 2011 no tenía ni nombre ni apellido. Puede ser que la referencia viniera por parte de la Presidencia o de la Comunidad (como sale supuestamente en los correos) pero no estaba relacionado con la actual presidenta (…) No recuerdo si hubo conversación telefónica, por email o lo qué hubo”, ha insistido.

En este punto, ha indicado que “no se avergüenza” de su paso por Avalmadrid porque ha trabajado “con la máxima honestidad, buen hacer y honradez” y ha dejado claro que el puesto que ocupó nunca fue puesto por “ningún cargo político”. Ha reconocido que tenía contacto con consejerías y otros organismos como el Ayuntamiento, que entonces era de otro partido político distinto al de la Comunidad, pero que no tiene correos corporativos de Avalmadrid y que contestaba al teléfono de Eva Piera y de cualquier persona que le llamase porque era “la cara de la sociedad”.

Al ser acusado por la portavoz adjunta del PSOE, Pilar Sánchez Acera, de querer olvidar haber estado formando parte de un “entramado en el que a través de la Consejería de Economía se manejaba quién debía tener créditos”, Ramos se ha defendido alegando que entre sus actuaciones en la empresa nunca han sido las de decidir “sobre operaciones”.

EVA PIERA REAFIRMA SU ANTERIOR COMPARECENCIA

Precisamente Piera ha formado parte de esta reanudación de la Comisión, al ser requerida por detectar algunos grupos “incongruencias” entre su discurso en diciembre y los emails publicados por el citado diario en los que pide a Ramos Juárez información sobre determinadas operaciones de la SGR.

Este martes, Piera ha reafirmado sus palabras en sede parlamentaria y ha señalado que “no hay contradicciones sino una frase sacada de contexto” y ha rechazado hablar de los correos electrónicos al “no tener acceso a los mismos”.

“Yo dije que habitualmente ponía en contacto a cualquier persona que me pidiera información, durante mis años en Avalmadrid, sobre los apoyos que ofertaba el ente”, ha remarcado Piera, quien ha asegurado que durante su tiempo en el ente se siguieron los criterios dictados por los técnicos a la hora de dilucidar en el consejo de Avalmadrid si se concedían los avales a las empresas que solicitaban más de 400.000 euros. Ha reconocido que este órgano tenía la facultad de modificar estas indicaciones, pero ha señalado que “no recuerda” que, durante su tiempo allí, sucediese.

Asimismo, a ser cuestionada por si se interesaba por operaciones concretas, ha indicado que pedía “informes” previos antes de atender reuniones, encuentros o “contestar comunicaciones de empresas recibidas” y ha asegurado que atendía las peticiones “varios colores”, al haber sido sugerido por Sánchez Acera que lo hacía con aquellas empresas o grupos cercanos al PP.