jueves, 25 febrero 2021 17:39

Cómo rebozar y freír los chopitos para que estén crujientes y tiernos

Hemos traído otras veces recetas de platos típicos en cualquier bar o restaurante a modo de tapa o ración. Pues otro de los clásicos en este sentido son los chopitos, una tradición sobre todo en terrazas y chiringuitos. Pero la receta casera es siempre más apetitosa y además podrás disfrutarlo en tu casa. Así que vamos a enseñarte cómo rebozar o freír los chopitos para que estén de lo más crujientes y tiernos.

El chipirón es un pequeño calamar proveniente de algunas zonas de España. Su nombre proviene del término vasco txipirones, cuyo uso se ha extendido en todo el país. En algunas zonas, también se le conoce con el nombre de chopitos o puntillas. Es ideal para un entrante o aperitivo, además de una opción perfecta para un plan de tapeo con los amigos. Quedarás de diez y además es fácil de elaborar y sabroso.

Los chopitos, deliciosos pero también nutritivos

Chipirones

Cuando hablamos de chopitos o de chipirones en realidad lo hacemos de calamares. Los chipirones son calamares pequeños el nombre proviene del término vasco ‘txipirón’. Los chopitos aportan 80 calorías, y tiene poca grada 1.40 gramos. Son ricos en proteínas con 16 gramos. Tienen 77 ug de vitamina  y 7 mg de vitamina B3.

El calcio es también uno de los nutrientes abundantes en los chopitos. Son también ricos en sodio y potasio. Como suele pasar con alimentos que proceden del mar tiene bastante yodo, en este caso 64 mg por cada 100 gramos. Además, estos cefalópodos contienen selenio que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.