jueves, 25 febrero 2021 20:12

Por qué no debes meter el agua (y otros productos) en el microondas

Si en una encuesta preguntas por un elemento imprescindible en el hogar, al margen del frigorífico o la lavadora, lógicamente, este es el microondas. Un elemento barato, que te saca de apuros, te hace la vida fácil y aprovechar mejor tu tiempo. Es el compañero perfecto de solteros pero también el aliado de cualquier familia. No obstante, su versatilidad hace que pensemos que vale para todo y que podemos hacer cualquier cosa con él. Pues no es así y por eso debes de tomar nota para evitar disgustos y sorpresas de las cosas que nunca debes hacer en un microondas.

Son populares algunas falsas informaciones sobre que produce radiaciones nocivas o que su uso continuado puede provocar enfermedades, pero los expertos insisten en que el peligro más significativo viene derivado del mal uso que se pueda hacer de este aparato. Veamos las más frecuentes o peligrosas.

Las quemaduras, el riesgo principal del microondas

quemaduras microondas

El microondas es un electrodoméstico tan común y barato, que todo el mundo lo tiene. Lo puedes comprar por 30-40 euros. Eso hace también que pensemos que no tienen ningún misterio o contraindicación. Casi nadie se pone a leer las instrucciones de este aparato, que acaban en un cajón en la basura.

Sin embargo, el mero hecho de simplemente calentar un alimento, que es lo más común, puede suponer un problema y acabar con quemaduras. Lo habitual es sufrir quemaduras al manipular recipientes cuando aún están calientes, como puede ocurrir al usar hornos o cocinas convencionales. No obstante la forma de calentar del microondas es distinta al resto de métodos, de aquí que su uso presente otro tipo de riesgos. Vamos a profundizar en el tema.