lunes, 1 marzo 2021 11:25

El Gobierno navarro vigila Pamplona por el índice acumulado

El Gobierno de Navarra está controlando la evolución de la pandemia de Covid-19 en Pamplona, que presenta un índice acumulado de 764 casos por 100.000 habitantes, más elevado que la media de Navarra, aunque según el Ejecutivo regional no se dan los requisitos generales establecidos para el confinamiento de ciudades.

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación, a su llegada al pleno del Parlamento de Navarra, que “la fortaleza del sistema sanitario navarro ha hecho que se descarten medidas especiales a este nivel en el primer municipio de Navarra”, aunque van a seguir atentos, evaluando y monitorizando en colaboración con el Ayuntamiento tanto la evolución general como por barrios, igual que en otras zonas de Navarra.

Según ha explicado la consejera, Pamplona presenta un índice acumulado de 764 casos por 100.000 habitantes, mientras que la media navarra es de 681 casos. Además, la positividad de las pruebas PCR en Pamplona es del 11 por ciento, también por encima de la media de la Comunidad. No obstante, la ocupación de la UCI es del 17,9%.

CRITERIOS

El ministerio de Sanidad ha fijado tres criterios para establecer el confinamiento de ciudades mayores de 100.000 habitantes: un índice de casos de 500 casos por 100.000 habitantes, una positividad de más del 10% en pruebas PCR y una ocupación de UCI de más del 35%. Pamplona no cumple éste último criterio.

En todo caso, Santos Induráin ha hecho un llamamiento a “extremar las medidas de prevención para evitar contagios, que si se siguen extendiendo harán que el virus crezca y tarde o temprano llegue más a los hospitales”.

La consejera se ha referido también a la reunión del Consejo Interterritorial celebrada este miércoles con presencia de las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad, reunión en la que Navarra apoyó el acuerdo propuesto, aunque “con condiciones” como introducir más indicadores “cualitativos y cuantitativos” entre los criterios para adoptar medidas.

Induráin ha afirmado que el Ejecutivo foral defiende “la importancia de tener en cuenta las especificidades de cada zona para conseguir una gestión más eficaz y pegada al terreno con las acciones contra el virus, lo que no está reñido con criterios comunes compartidos que nos ayudan a todos desde el respeto y del diálogo”.

Así, Navarra propuso en el Consejo Interterritorial la necesidad de incluir “una batería de indicadores básicos cualitativos y cuantitativos para que se considere desde cada Autonomía y desde Salud Pública un margen cualitativo que nos permitiera aumentar nuestra valoración de cómo estaba yendo la epidemia, y el compromiso fue incorporar estas aportaciones”.

Además, Induráin ha señalado que “más allá de los indicadores concretos, el abanico de medidas extraordinarias aprobadas van en línea de lo que veníamos haciendo en Navarra aunque a otra escala”. “Las intervenciones en la zona básica de Peralta son un ejemplo”, ha señalado.

La consejera ha afirmado que el Gobierno de Navarra “siempre ha considerado muy importante en la gestión de la pandemia tratar de buscar puntos de encuentro con acciones coordinadas y colaboraciones institucionales, tratando de sacar la atención al Covid-19 del debate partidista”. “La batalla no es el rifi rafe político, la batalla es contra el virus”, ha asegurado.