miércoles, 24 febrero 2021 22:08

El viceconsejero madrileño de Políticas Sociales, Javier Luengo, sustituirá a Reyero

El viceconsejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Javier Luengo, será el sustituto de el hasta ahora consejero del área, Alberto Reyero, quien ha dimitido este viernes, según han confirmado  fuentes de este departamento regional.

El nombramiento tendrá que ser ratificado por Ayuso. Según el pacto de Gobierno de colación entre PP y Cs para la Comunidad de Madrid, es a cada partido a quien corresponde el cese y nombramientos de sus respectivas consejerías.

Luengo Vicente ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a actividades relacionadas con el apoyo a la inclusión y con organizaciones que trabajan con la discapacidad. Fue durante 10 años director y portavoz de Plena Inclusión Madrid, anteriormente trabajó en la Fundación Síndrome de Down de Madrid.

Diplomado en Magisterio y con estudios de Psicopedagogía, el actual viceconsejero tiene un Máster en Dirección y Gestión de Bienestar Social y Servicios Sociales por la Universidad de Alcalá de Henares y otro Máster en Captación de Fondos Privados para Organizaciones del Tercer Sector. Además, ha colaborado como formador en la Universidad Europea de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid ha asegurado que Luengo es una persona que “ha trabajado codo con codo con el hasta hoy consejero y con el conjunto de trabajadores de la Consejería”.

Desde la formación han señalado que Reyero continuará comprometido con el proyecto del partido como diputado en la Asamblea y con el servicio público a todos los madrileños desde las instituciones, en esta “nueva etapa”.

Alberto Reyero ha comunicado a la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, su meditada decisión de dejar de ser consejero del ejecutivo autonómico.

En la misiva enviada a Isabel Díaz Ayuso, Reyero explica también su decisión de seguir trabajando como diputado de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, desde donde seguirá defendiendo los derechos de las personas más vulnerables.