jueves, 21 enero 2021 02:52

Desplantes al Rey y abucheos a Sánchez: resumen del 12-O

La ceremonia de la fiesta nacional este 12 de octubre en el Patio de la Armería ha dejado varios momentos, cuanto menos, curiosos. Vacíos de Pablo Iglesias y Alberto Garzón a Felipe VI, abucheos y gritos de “dimisión” a Pedro Sánchez, además del anecdótico error en los colores con los que varias aeronaves dibujaron la bandera en el cielo de Madrid, han marcado este día tan especial.

Por un lado, durante el saludo protocolario del Rey a todos los ministros del Gobierno, el vicepresidente segundo Pablo Iglesias decidió no mostrar gesto de reverencia alguno hacia el monarca, quedándose completamente inmóvil. Además, acudió al acto con una mascarilla republicana, con la que ya se le ha podido ver en numerosas ocasiones en el Congreso. El cubrebocas, que lleva escrito a un lado “sanidad pública”, es de la marca 198 Revolt Clothing, firma de ropa republicana de la que Iglesias tiene varias prendas.

Además, los fotógrafos captaron al líder de Podemos cerrando los ojos justo cuando tenía en frente al Rey, lo que convirtió este momento en, probablemente, uno de los más tensos que se hayan vivido entre Iglesias y el monarca, enemigos políticos claros. En conjunto, este era un día muy significativo para el vicepresidente segundo, ya que se trata de la primera vez que acude a la ceremonia oficial del 12 de octubre.

Algo parecido decidió hacer el ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien apenas se movió cuando el Rey le saludó. La ministra de Igualdad, Irene Montero, también absorbió algo de atención debido al conjunto que escogió para la ocasión, un traje morado que le valió comparaciones con un “nazareno”. No es la primera vez que socialistas y miembros de Podemos dan pie a titulares por sus apariencias en el Patio de Armas, como ya ocurrió en el funeral de Estado por las víctimas del coronavirus.

Por otra parte, desde fuera del Palacio Real una multitud comenzó a gritar: “¡Sánchez dimisión”!, cántico que se escuchó perfectamente desde el Patio de la Armería, dejando a algunos ministros perplejos, que giraban la cabeza, mientras el Rey permanecía impasible.

FALTÓ EL AMARILLO EN EL CIELO

La falta de colores en los tanques de la Patrulla Águila fue también muy comentada, ya que el tradicional paseo de los aviones por Madrid para dibujar la bandera de España no salió demasiado bien este año. Les faltó tinte amarillo, aparte de que el rojo parecía algo blanquecino…

Esto llevó a que muchos en redes bromearan con que habían acabado dibujando la bandera de Austria en lugar de la de España, cuyos colores son rojo y blanco.