miércoles, 16 junio 2021 20:01

Perfumes a base de feromonas, ¿de verdad funcionan para ligar?

Si hay algo que nos gusta a todos, es gustar a los demás. Cuando tenemos algún evento importante, no podemos dejar de pensar en cuáles de los perfumes que tenemos en nuestro tocador usaremos. Por eso, si hablamos de ligar, se han hecho especialmente famosos aquellos que están realizados a base de feromonas. Pero, ¿es esto efectivo?

Seguro que te has dado cuenta del poder que te otorga el echarte una fragancia. Con algunas de ellas nos sentimos verdaderamente irresistibles. Y es que, como para muchas otras cosas, en el juego del amor y la atracción sexual la nariz y el olor juegan un papel fundamental. Por tanto, no cabe duda de que conocer que existe un tipo de perfume especial que nos puede dar un empujón mayor nos llama la atención.

Si es tu caso, descubre qué son los perfumes realizados a base de feromonas y si te pueden ayudar a ligar más.

Qué son exactamente las feromonas

feromonas que son

Antes de decidir si los perfumes realizados a base de feromonas nos pueden ayudar o no a ligar, queremos empezar por la base de todo. ¿Sabes qué son las feromonas? En la Real Academia de la Lengua podemos encontrar su definición exacta para que no deje lugar a dudas.

Estas son unas sustancias químicas que, cuando se liberan a través de cualquier organismo, como una mujer o un hombre, influyen en el desarrollo u otros comportamientos de los demás miembros de su especie. Es decir, actúan de forma inconsciente por medio del olfato, consiguiendo disparar la atracción sexual de quien tenemos a nuestro alrededor.

Para ir más allá, se suelen liberar a través del sudor y se perciben por el resto en un gesto completamente involuntario. ¿Por dónde? Por el órgano vomeronasal. Este es el órgano auxiliar del sistema olfativo que está especializado en captar dichas feromonas.

La función real de las feromonas

funcion feromonas

No solo para ligar están hechas las feromonas. De hecho, estas cuentan con muchas funciones, de acuerdo a lo que subrayan los expertos en el tema. Además de su potente connotación sexual, también son capaces de transmitir otras emociones.

Entre ellas, por ejemplo, encontramos el miedo. También cuando las mujeres se encuentran en su período menstrual. Eso sí, siempre debemos tener claro que estas son las máximas responsables del deseo sexual. Y, de hecho, tienen un claro papel en el hecho de que nos atraiga más una persona u otra. En este sentido, es como un filtro inconsciente que todos llevamos con nosotros sin necesidad de pensar en nada más.

Seguro que, en varias ocasiones, hayas intentado pensar por qué te gusta o atrae una persona y no otra. Es una decisión que ya ha sido tomada previamente, al menos en nuestros instintos más primitivos. Las feromonas no son más que la forma en la que nuestro cuerpo funciona para comunicarle el deseo que sentimos al otro.

Diferencias entre hombres y mujeres

diferencias hombres mujeres

Como en muchos otros aspectos, sí encontramos diferencias entre los hombres y las mujeres. En el caso de las feromonas masculinas, estas se producen en las glándulas sudoríparas de las axilas. En este caso, son capaces de transmitir agresión, fuerza y dominio, lo que atrae más a las mujeres y aleja a otros hombres.

Si hablamos de las feromonas femeninas, estas se denominan como Copulinas. Se trata de pequeños ácidos grasos presentes en las secreciones vaginales de las personas adultas. Aparecen en mayor cantidad en los días fértiles de la mujer. Es decir, pocos días antes de la ovulación. Además, envían una señal clara muy relacionada con la sexualidad.

Otra de sus características es que las feromonas femeninas son capaces de crear un efecto relajante en los hombres. De acuerdo a los expertos, las copulinas disminuyen si se emplean anticonceptivos y también en aquellas mujeres que ya han comenzado la etapa de la menopausia. Es decir, que han llegado a una edad más madura.

Efectividad de los perfumes con feromonas para ligar

efectividad perfumes feromonas lligar

Teniendo todo esto claro, es el momento de hablar de los perfumes que se fabrican de forma especial para ligar. Seguro que tú también has escuchado eso de que existen ciertas fragancias que incorporan feromonas humanas dentro de su composición.

Así, la industria perfumera ha intentado aprovechar este tema con el fin de lanzar nuevas propuestas que, siempre de forma supuesta, nos pueden ayudar a resultarles más atractivos al sexo opuesto. Sin embargo, de acuerdo a los estudios y opiniones de los expertos, esto no parece ser así.

Encontramos tanto defensores como detractores de este tipo de perfumes. No obstante, si nos guiamos por una de las últimas investigaciones sobre el tema, realizada por la Universidad de Australia Occidental, no parece haber relación entre usar estas fragancias y ligar más. Aunque nos bañemos en el líquido, no se garantiza que tenga efectividad alguna.

Unos perfumes en auge

perfumes auge

También encontramos opiniones contrarias, por lo que los productores de perfumes han decidido continuar en la misma línea. Al ser muy complicado tanto demostrar una cosa como la otra, no podemos afirmar que exista una conclusión definitiva que relacione el ser atractivo con llevar estos perfumes.

Por eso, parece que la inversión en este sector no ha hecho más que crecer desde los años 80. La doctora Winifred Cutler fue la primera en afirmar que consiguió aislar las primeras feromonas humanas.

Lo hizo, de acuerdo a sus palabras, después de haber comprobado la eficacia que tienen, ya no solo en el comportamiento sexual de las personas, sino también en el que tienen en su círculo social a rasgos generales.

La historia del perfume para ligar

ligar

Cuando se dio cuenta del potencial de lo que había descubierto, la doctora Cutler decidió lanzar entonces Athena Institute. Aquí comenzó a vender lo que, según ella, eran feromonas sintetizadas en el interior de un bote.

Parece que garantizaban el tener éxito a la hora de ligar con el sexo opuesto, de conseguir un buen trabajo e incluso de asegurar un negocio que estuviera en el aire. Había llegado el elixir de la felicidad, de la eterna juventud.

Así, aparecieron los primeros perfumes de este tipo, cuya autora defendió en todo momento. De hecho, aunque no podemos decir que exista demasiado rigor científico, lo cierto es que ella misma ha ido diseñando diversos estudios que siempre apoyan sus pensamientos.