jueves, 21 enero 2021 04:08

Vox presenta ante TC un recurso de amparo contra el “cordón sanitario” en Euskadi

Vox ha anunciado este lunes la presentación de un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) contra el “fascista y totalitario cordón sanitario” a la formación aprobado por PNV, EH Bildu, PSE y Elkarrekin Podemos-IU en la Cámara vasca que limita su tiempo de intervención en los plenos, reduce su capacidad para presentar iniciativas parlamentarias y determina que solo tenga un asesor de grupo parlamentario.

La secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, y la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, han presentado este lunes en Vitoria este recurso de amparo ante el TC al “indigno” acuerdo alcanzado por todos los grupos de la Cámara vasca, salvo PP+Cs, dirigido a “sesgar y silenciar la voz de los 18.000 vascos que dieron su confianza a Vox” en las pasadas elecciones autonómicas.

En concreto, impugnan los acuerdos adoptados por la Mesa del Parlamento el pasado 13 de agosto y confirmados el pasado 8 de septiembre por los que se establece que el tiempo de intervención de la única parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, “será de un tercio del previsto para el resto de los grupos” en todos los debates plenarios y solamente podrá registrar una propuesta cada tres plenos ordinarios, y una propuesta da tres plenos de control. También se limita a uno el número de asistentes y que el grupo mixto no incluya sus siglas.

“Hoy no defendemos la presencia de Amaia en este Parlamento Vasco, hoy defendemos la democracia y la libertad. El totalitarismo no entiende de colores porque hoy es a Vox a quien denominan fascistas, pero saben bien que en este tierra se ha calificado igualmente al PP, al propio PSE, a UPyD y posteriormente a Ciudadanos”, ha afirmado.

Olona ha explicado que recurren el acuerdo que “prohíbe” a Vox utilizar su nombre en la denominación del grupo mixto, algo que, para la diputada, “infringe claramente el reglamento de la Cámara y los precedentes parlamentarios” y ha puesto como ejemplo los casos de Aralar y UPyD. “Se nos quiere eliminar del arco parlamentario, del mapa político”, ha asegurado.

También ha subrayado que los límites de tiempo a su parlamentaria y del número de asesores “restringen ilegalmente” la actividad de Vox. Para Olona, esta limitación “infringe” el artículo 25.1 del reglamento de la Cámara que indica que la participación del grupo mixto será “idéntica” a las del resto de grupos.

Según ha explicado, han solicitado a los letrados del Parlamento Vasco un informe sobre acuerdos similares adoptados por la Cámara y ha señalado que su respuesta ha sido que “no consta, en los últimos 15 años, acuerdo similar al ahora adoptado para imponer un fascista y antidemocrático cordón sanitario” a la formación.

Asimismo, ha explicado que el fundamento constitucional del recurso de amparo interpuesto es la “flagrante vulneración” del artículo 23 de la Constitución que reconoce el derecho de los ciudadanos a la participación política y al acceso a funciones y cargos públicos en condiciones de igualdad. “Este ataque antidemocrático no es contra Vox sino contra toda nuestra democracia”, ha insistido.

Vox ha solicitado como medida cautelar que se adopte la inmediata suspensión del acuerdo de la Cámara porque cree que la “cercenación del artículo 23 de la Constitución se produce cada día que este totalitario acuerdo permanece en vigor”.

LA PARLAMENTARIA VASCA

La parlamentaria de Vox en la Cámara vasca, Amaia Martínez, por su parte, ha comenzado su intervención agradeciendo a los votantes de Vox en las pasadas elecciones que han hecho posible su presencia en el Parlamento Vasco, “un hito histórico que ha colocado ante el espejo a quienes se dicen garantes de los valores democráticos, defensores de la diversidad y pluralidad política, aunque no tanto, según lo visto al inicio de la legislatura”.

Martínez ha criticado el “cordón sanitario” aprobado por PNV, PSE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU para “silenciar la voz de Vox” argumentando que el único objetivo de la formación es “generar crispación”, una “excusa sin fundamento”.

Creemos que el Parlamento vasco es el lugar en el que exponer casi cualquier tipo de idea. De hecho tenemos a EH Bildu que defiende cada día la ruptura de España; PNV defiende el autogobierno, la foralidad y los privilegios vascos; Podemos acabar con la monarquía, el marco constitucional; y el PSE dice defender los derechos de los vascos y la libertad de expresión”, ha indicado.

No obstante, cree que estas cuatro formaciones políticas “intentan cercenar los derechos legítimos” de Vox que ha llegado a la Cámara vasca “con un respeto escrupuloso de las reglas del juego para hacer política con todas las herramientas que ofrece la ley y la democracia”.

“Hemos venido a hacer política con propuestas, con trabajo en esta Cámara y en la calle, y lo vamos a hacer de forma pacífica y democrática”, ha indicado antes de criticar que PNV, PSE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos se negaran en el pleno del pasado jueves a debatir la primera propuesta presentada por Vox en la Cámara vasca.