lunes, 25 enero 2021 01:01

Presidente valenciano, Ximo Puig: “Es hora de apostar por la ciencia”

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha mantenido este viernes que es “hora de pasar a la acción” y apostar “por la ciencia, por la investigación y por el emprendimiento innovador” porque, ha advertido, “en ello nos va la vida”.

Puig, en su discurso en el acto de proclamación de los ganadores de los galardones Jaume I, ha admitido que “las instituciones en su conjunto hemos fallado” porque “no atendimos suficientemente la obligación de dar una respuesta científica, como llevaban estos Premios tres décadas avisándonos, para tener un futuro más justo, avanzado y sostenible”.

“Todos debimos oírles más, oírles mejor, pero no es hora de lamentos sino que hay que pasar a la acción y ahora, 32 años después, necesitamos prestigiar a la ciencia y a la investigación desde una visión colectiva para salir mejores y más fuertes de esta difícil coyuntura”, ha constatado.

Así, Puig ha señalado que “hemos comprobado a golpe de fuerza” la “descarnada urgencia del presente”, de encontrar una vacuna que “nos proteja la salud y nos permita recuperar el bienestar”, lo que necesita “mucho esfuerzo, financiación y apoyo” para salvar nuestro sistema que se ha caído “como un castillo naipes por un efecto mariposa: en el otro confín alguien ingiere un animal infectado y desencadena un millón de muertes y consecuencias económicas incalculables”.

Por ello, ha defendido que “la única respuesta válida” a la pregunta que se formulan la Fundación Jaume I de si habrá vacuna para nuestra ciencia, es que “debe haberla”, debe haber esa vacuna en forma de “retener el talento de nuestros científicos, llegar a un 2% del PIB real para ciencia y eliminar las trabas burocráticas y facilitar el emprendimiento.

“Se han acabado las excusas por decencia y por inteligencia”, ha recalcado Puig, que ha advertido: “en la ciencia debemos sembrar ya para poder recoger cuando sea perentorio. De lo contrario, la cosecha no llegará a tiempo”.

En ese sentido, ha señalado que la ciencia y la innovación deben ser la otra pata “fundamental” del Estado del bienestar junto a la educación, sanidad, dependencia y las pensiones, porque, ha argumentado, “la ciencia salva vidas, familias, empleos y sociedades”.

PROGRESO SIN ATAJOS

Puig ha reclamado no caer en el “derrotismo ni en la resignación”, y ha recordado que Marie Curie ya avisó de que “el camino del progreso no es rápido ni fácil”. “Es cierto –ha constatado el president– no será rápido ni fácil levantarnos de este golpe recibido. Pero no hay atajos al progreso”.

En ese sentido, ha recordado que la Comunitat Valenciana ha aumentado su número de investigadores un 11% en tres años, más de 1.200 investigadores nuevos de refuerzo, y que en 2018, último dato oficial, se destinó el 1,05% de nuestro PIB en I+D+i. “Hemos avanzado, pero todavía queda mucho camino por recorrer”, ha evidenciado.

Además, ha recordado que se implantarán medidas pioneras como la Estrategia Valenciana de Inteligencia Artificial o como el Plan GenT, con el que se ha atraído a 51 investigadores de excelencia a la Comunitat, se creará una institución valenciana de excelencia internacional con sede en Castelló, que se extenderá por todo el sistema científico para atraer talento de investigadores, y la Agència Valenciana de la Innovación, con 27,1 millones de presupuesto, seguirá creciendo para convertirse en un faro de nuestra economía post-pandemia.

“Ahora, sin duda, es el tiempo de la ciencia: de la transformación digital, energética y empresarial”, ha corroborado. Por ello, ha subrayado que “si los recortes no son una salida a esta nueva crisis, menos aún pueden serlo los recortes en ciencia, investigación e innovación”. “No hay atajos al desarrollo”, ha insistido.

De hecho, ha recalcado que en esta pandemia, la innovación está siendo una herramienta “fundamental para minimizar daños y protegernos” frente al virus con la inteligencia artificial, que rastrea el cumplimiento del confinamiento, con el análisis pionero de aguas residuales, que indica la presencia del covid o con la reconversión innovadora de muchas industrias, que fabrica los equipos de protección necesarios.

“La innovación nos ha salvado y nos está salvando vidas, por tanto, no era el futuro, era el presente lo que nos jugábamos con nuestro desarrollo científico y nuestra capacidad innovadora”, ha recalcado Puig, que ha remarcado que sería de “necios no caminar hacia el Pacto por la Ciencia nos sigue aguardando”.