jueves, 21 enero 2021 19:15

El PDeCAT confía en Mas y reniega de ser el sucesor jurídico de CDC

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha expresado este miércoles su confianza en el expresidente de la Generalitat Artur Mas y ha negado tener constancia “ni de blanqueo ni de ningún delito” que se cometiera en la extinta CDC.

En rueda de prensa, ha reaccionado así después de que el extesorero de CDC Daniel Osàcar confesara que participó en el blanqueo de capitales en pequeñas cantidades en el partido, y que probablemente el expresidente conocía el sistema.

“El presidente Mas ha sido investigado y perseguido estos últimos años por delante y por detrás, pero por lo único que ha sido investigado, juzgado, sentenciado y condenado ha sido por poner las urnas el 9N”, ha subrayado.

Por ello, ha reiterado su confianza en Mas, después de que afirmara que nunca dio instrucciones para blanquear dinero en CDC, y en toda su trayectoria política.

También ha recordado que él y el resto de miembros de la dirección del PDeCAT no formaban parte de la dirección de CDC, pero como militante entonces del partido “no tenía ninguna constancia ni de blanqueo ni de ningún delito” porque, en caso contrario, lo hubieran denunciado.

EL PDeCAT NO EXISTÍA

Pese a que el PDeCAT está procesado como sucesores de CDC en la Audiencia Nacional por el caso 3%, Bonvehí ha constatado que el partido que preside no existía cuando ocurrieron los hechos que denuncia Osàcar y que, en consecuencia, han expuesto que no son los “sucesores jurídicos” de CDC.

“En la base de los asociados y la dirección del partido se demuestra que el PDeCAT es un partido nuevo, nacido en 2016, que reivindica el legado político de CDC y CiU. En ningún caso, el PDeCAT es el sucesor jurídico”, ha zanjado.