jueves, 8 diciembre 2022 10:48

La posible ruptura de Uxue Barkos con el PNV inquieta al PSOE

  • Uxue Barkos ha apadrinado un nuevo partido, Geroa Socialverdes de Navarra.
  • Este nuevo proyecto se integraría dentro de Geroa Bai.
  • Pero el PNV ya ha dejado claro que está molesto por la utilización del nombre 'Geroa'.
  • Uxue Barkos ha negado que tenga la intención de romper con el PNV a pesar de haber amadrinado junto a otros cargos públicos el nuevo partido Geroa Socialverdes de Navarra, que se integrará dentro de la coalición Geroa Bai (que cogobierna la Comunidad Foral).

    La expresidenta navarra ha recordado que «Geroa Bai ya tiene diez años de andadura muy intensa, se ha consolidado en un espacio muy importante y de convivencia en la pluralidad propia de esta tierra, con una apuesta firme por políticas progresistas. Poca gente conoce que Geroa Bai es una coalición electoral formada por el PNV y un grupo de independientes articulados de diferentes formas. Y la idea de pasar a ser una formación política al uso viene… yo diría que desde el principio».

    «Pero la necesidad de avanzar en su articulación, organización y consolidación, así como de alcanzar los retos electorales y de representación que Geroa Bai ha tenido en su corta pero intensa vida, nos lo habían impedido. Este es el momento de articularnos en torno a una formación política cuya vocación es el refuerzo de la coalición, también con el PNV, dotándole de una personalidad propia», añade.

    UXUE BARKOS APUESTA POR EL ECOLOGISMO

    Barkos, en declaraciones a Navarra Capital, ha explicado la razón por la cual apuesta por una etiqueta ecologista: «Algunos de los retos que tiene nuestro mundo nos exigían articular formas de política que busquen respuestas en torno a un mundo sostenible, desde Navarra y con vocación europea y global. Y la crisis del Covid-19 ha puesto aún en más evidencia esa necesidad».

    «Esa es la apuesta de los socialverdes, un término que se ha pronunciado con un cierto escepticismo, cuando no un escepticismo con sonrisa, lo que es una equivocación porque hay que explorar nuevas vías de política incluso en los nuevos términos que no son sino la expresión de un contenido cierto. Es poner la sostenibilidad en el eje de la política, que es algo sobre lo que el Gobierno anterior ya dejó unas bases muy claras, basadas en un modelo económico bien diferente«, asegura.

    INQUIETUD EN EL PNV

    Andoni Ortuzar, ha mostrado en público su inquietud por el nuevo proyecto abanderado por la política navarra con mejor valoración popular, Uxue Barkos. El presidente del PNV reconoce que «Geroa Bai es un espacio en construcción. Nos tiene a nosotros, un partido consolidado, de 125 años, de los cuales 110 en Navarra; otro partido más chiquitín y reciente, Atarrabia Taldea, y un par de colectivos: Zabaltzen, que parece que intenta la gestación de ese partido; y los no adscritos».

    «Espero y confío en que sea respetuoso con la trayectoria de la coalición y positivo para que la coalición permanezca en el tiempo. Hemos reconocido su legitimidad y nuestra disposición a trabajar con ellos, pero hay cosas que se están diciendo sobre el nombre que no creemos que sean la mejor manera de transitar a esa conformación del espacio de Geroa Bai y su futuro», afirma.

    Ortuzar ha dejado claro que no le gusta el nombre utilizado por la expresidenta: «Ha salido que el nombre puede ser Geroa. Si confundimos la parte con el todo… Tenemos que ser cuidadosos con esas cosas. Yo espero que lo reconduzcamos y la cosa vaya bien».

    EL PSOE EN ALERTA

    El PSOE tiene acuerdos con el PNV en Madrid, Vitoria y Pamplona. Y en las filas socialistas habría cierta runrún porque el posible distanciamiento entre Uxue Barkos y los jeltzales vaya a hacer mella al Gobierno de Navarra.

    Y es que la propia Barkos ha tenido que negar que el único consejero navarro de la órbita del PNV, Manu Ayerdi, ‘vaya por libre’. Es público y notorio que Ayerdi, consejero de Desarrollo Económico, pretendía conservar la vicepresidencia del Gobierno foral. Pero la expresidenta escogió a una persona de su círculo de confianza: José María Aierdi.