miércoles, 24 febrero 2021 23:26

900 personas protestan contra el toque de queda en Cataluña

Unas 800 personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado este lunes por la noche en la plaza Sant Jaume de Barcelona para protestar contra el toque de queda impuesto en Cataluña para frenar los contagios de Covid-19. También en Girona se han movilizado 100 personas para protestar por el mismo motivo.

En la plaza han confluido distintos grupos de manifestantes, después de que Esquerra Independentista hubiera convocado una protesta en este punto y en otros de Cataluña a través de sus redes sociales.

En un tuit, la CUP ha desconvocado la manifestación “una vez ha llegado al parque de la Ciutadella” a las 20.56 horas –antes del inicio del toque de queda, que empieza a las 22.00–.

En la concentración de Esquerra Independentista, los manifestantes han pedido más recursos para la sanidad pública, la educación, el transporte público y el empleo, además de medidas sociales para garantizar el derecho a la vivienda.

Han portado pancartas con lemas como ‘Más sanidad, menos militares’, ‘Vida antes que capital’, ‘Fuck Covidtalism’ y ‘Recortar la sanidad mata’, entre otros.

En la protesta paralela, los Mossos d’Esquadra han detenido a una mujer por presuntamente insultar, agredir y herir a dos agentes que le pidieron que se identificara, ha informado la policía catalana.

La mujer lideraba un grupo de concentrados que ha confluido con la protesta de la plaza Sant Jaume y ha sido detenida como presunta autora de un delito de atentado contra la autoridad.

GIRONA

Un centenar de personas se han manifestado este lunes en Girona contra el toque de queda que el Govern ha decretado en Catalunya para frenar los contagios de Covid-19, en una concentración convocada por Esquerra Independentista.

Bajo el lema ‘Contra el toque de queda y la privación de derechos: ¡Plantémonos!’, se han concentrado ante la Delegación de la Generalitat en Girona desde las 20.00 horas.

El acto ha terminado sobre las 20.30 horas, antes del inicio del toque de queda, que empieza a las 22.00 horas para los ciudadanos y con carácter general obliga a los establecimientos a cerrar a las 21.00.

Los concentrados han llevado la mascarilla durante todo el acto, y no se la han quitado ni siquiera durante la lectura del manifiesto, a pesar de que un asistente se lo ha pedido en ese momento.

En el manifiesto, han criticado la “privación de derechos y libertades” que supone el estado de alarma y el toque de queda, y han pedido más recursos públicos para afrontar la crisis del Covid-19.