miércoles, 20 enero 2021 11:13

El Papa Francisco está en contra del matrimonio homosexual

  • El Papa se mostró a favor de la creación de leyes que amparen la unión civil de personas del mismo sexo.
  • Estas declaraciones no significan que la Iglesia Católica respalde el matrimonio o las prácticas sexuales entre homosexuales.
  • Para muchos, estas afirmaciones han supuesto una modernización de la Iglesia Católica.
  • El Papa Francisco sorprendió a todos cuando, el pasado 21 de octubre, declaró en el documental Francesco que estaba a favor de la creación de leyes que amparen la unión civil entre personas del mismo sexo. En el film, dirigido por el ruso Evgengy Afineevesky y estrenado en el Festival de Cine de Roma, el Papa afirma “Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Lo que tenemos que hacer es crear una ley de uniones civiles. Así están cubiertos legalmente”. No obstante, estas declaraciones no significan que Bergoglio respalde el matrimonio homosexual ni las prácticas sexuales entre ellos.

    El mismo Papa Francisco se opuso a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo cuando era arzobispo de Buenos Aires, pero sí a favor de una ley que regulase las uniones en una votación celebrada en la Conferencia Episcopal Argentina que, por cierto, perdió. Según recoge El País a través de unas declaraciones del autor de la biografía sobre Bergoglio, El gran reformador, “Lo hizo porque cree que deben respetarse los derechos básicos como poder heredar, visitar al otro en el hospital… Es una cuestión de justicia civil”. Desde la Diócesis de Getafe explican respaldan las declaraciones del Papa ya que consideran que la unión civil no tiene en absoluto que ver con el matrimonio, que es lo que defiende la Iglesia.

    En el documental se cuenta como el Bergoglio recibió la carta de Andrea Rubera, un romano homosexual con tres hijos y pareja. En la carta, Rubera le explicaba al Papa su intención de llevar a sus hijos a una parroquia pero que tenía miedo por si éstos podían ser discriminados o tener un trauma. Según cuenta en el film, días después recibió una llamada del Pontífice diciéndole que su carta era preciosa y animando a la pareja a llevar a los pequeños a la parroquia. “Me dijo: por favor, lleve a sus hijos a la iglesia, sea transparente sobre su familia, va a ser bueno para ellos aunque no todos estarán de acuerdo con una familia de este tipo”, cuenta en Francesco. “Su mensaje y su consejo fueron realmente útiles porque hicimos exactamente lo que nos dijo. El Papa nunca dijo cuál era su opinión sobre mi familia, probablemente él sigue la doctrina en este punto, pero es la actitud lo que cambió” termina.

    Al hablar de “familia” no es raro pensar en la unión de parejas del mismo sexo con hijos, un tema del que la Iglesia siempre ha renegado. Quizá las declaraciones del Papa puedan ser confusas ya que él tampoco se muestra a favor de que los homosexuales tengan hijos: “Los niños tienen derecho a tener padre y madre puesto que esa es el fruto de la unión natural de un hombre y una mujer” refiriéndose a la posibilidad de que adopten.

    Para muchos estas afirmaciones han supuesto un gran avance en la falsa modernización de la Iglesia Católica, tan necesitada de un buen lavado de cara. Según Lucetta Scaraffia , historiadora y experta en asuntos sociales y de la mujer en la Iglesia cree que “es parte de su proceso de apertura”. “Es algo importante. Hay que recordar todos los partidos católicos que han hecho una guerra contra esto. Supongo que creará problemas dentro de la Iglesia y en el mundo político. Quizá hacía falta hacerlo de forma más detallada y transitoria, es como si faltase un pasaje hasta llegar aquí”, recoge El País.