viernes, 5 marzo 2021 14:36

La España vaciada… y sin wifi: el mapa que retrata a Sánchez

Mucho se ha hablado hoy en la Conferencia de Presidentes orquestada por Pedro Sánchez con la presencia estelar de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de digitalización y proyectos innovadores. El objetivo, por supuesto, convencer a la responsable comunitaria de que apruebe las partidas de los fondos europeos de reconstrucción post covid. Sin embargo, el mapa de la conectividada en España frente a Europa retrata las falacias del gobierno de Sánchez. La España Vaciada está también a oscuras en cuanto a Wifi y conectividad de telecomunicaciones. Muchos son los pueblos que aún no tienen cobertura estable. Y no hablamos precisamente de agrupaciones de casas dispersos en la montaña. El mapa de la España apagada es más que revelador: un auténtico bofetón de realidad para unos políticos anclados en lo urbanita.

Este es el mapa de la “vergüenza” con el que tendrán que lidiar los diferentes gobiernos regionales y el ejecutivo de coalición si quiere convencer a Europa de que los proyectos serán bien gestionados y no una nueva vía para que sólo algunos sectores se beneficien. La necesidad, como se puede entender viendo el mapa de la oscuridad de ambas mesetas, Extremadura, Aragón y Galicia, es más que urgente si no se quiere condenar su futuro. Lo más gravoso es que se presume de tener la mejor red de fibra de Europa. “España es líder en despliegue de fibra óptica en Europa”, dijo Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en su discurso de investidura.

LAS SOMBRAS DE LA ESPAÑA VACIADA

A día de hoy, aún muchas zonas rurales de la Península Ibérica viven en zonas de “sombra”, esto es, áreas donde la calidad de su conexión es muy baja. Pueblos y comarcas enteras en las que ya no solo la población general, sino las Administraciones Públicas y los médicos acusan la falta de una conexión estable que les permita trabajar.

La falta de cobertura afecta especialmente a Galicia, Castilla y León y Asturias, aunque Extremadura y Aragón no se quedan atrás en amplias zonas menos pobladas. Las provincias con más zonas sin cobertura son las gallegas, con especial ausencia en A Coruña, que cuenta con 5.300 localidades sin acceso a Internet. La España vaciada, y a oscuras.

Según la Estadística Nacional, la cobertura nacional llega al 80% del territorio. Sin embargo, aunque esta cifra es cierta, encierra la realidad de que ese 80% corresponde a localidades de más de 5000 habitantes. El resto de España está a oscuras. La crisis de las telecomunicaciones en la España vaciada y sin Wifi se ha evidenciado sobre todo a raíz del confinamiento de marzo, abril y mayo: niños que no pueden conectarse a las aulas, trabajadores que no cuentan con una conexión para teletrabajar, y un largo etcétera.

Y eso que para muchos hijos del pueblo, si estos existieran buenas infraestructuras probablemente optaría por el retorno al ámbito rural.

EL TELETRABAJO, ¿UNA OPORTUNIDAD PARA EL MUNDO RURAL?

Sería una utopía demasiado bonita. Podría convertirse en realidad, siempre y cuando se transforme el mapa que nos pone con los pies en la tierra, y las zonas hoy en la “sombra” tecnológica, rompan la brecha digital abierta. Solo entonces, quizás, haya grupos poblacionales que se planteen seriamente cambiar las ciudades por pueblos.

El pasado mes de agosto, el debate tuvo un atisbo de protagonismo en la política con la queja, razonada y argumentada, del senador de Compromis Carles Mulet: “Parecen haber renunciado a estas cuestiones definitivamente”, comenzaba su locución, y continuaba poniendo los puntos sobre la íes: “Son aspectos tremendamente injustos en unos territorios de gran belleza e historia y calidad de vida. Son sitios donde podrían implantarse actividades pero que no cuentan con 3G o 4G en su población y en ocasiones no existe ni Internet o que se colapsan los existentes con la llegada de los primeros visitantes, al tener servicios de telefonía totalmente desfasados y precarios.”.

Mulet seguía: “Reclamamos una implantación generalizada de la banda ancha en toda la ruralidad, inversiones asumibles que deberían ser una prioridad para Europa y el Gobierno de España y una mejor coordinación y medidas más allá de las fronteras administrativas (en Sanidad, Educación y Servicios Sociales) o para primar las localidades más alejadas de los centros administrativos”.

OBJETIVO 2020: EL 100% DEL TERRITORIO

Lo cierto es que actualmente España debe cumplir con la normativa europea que establece que el 100% de la población de los estados miembros debe tener una conexión de calidad. En España, el Gobierno desempolvó esta directiva únicamente en 2018, consiguiendo, quizás en 2020, según las empresas concesionarias, el 100% de cobertura. Ahora bien, con todo, quedarán zonas dentro de las poblaciones y municipios donde no llegue la misma velocidad. Pueblos donde la dispersión o la escasa población ha llevado a que se cumpla con el contrato pero no se complete la sombra de la brecha digital.