viernes, 26 febrero 2021 22:02

La isla de las tentaciones: el mejor reflejo para las relaciones tóxicas (que nadie quiere ver)

Cada vez que se estrena La isla de las tentaciones se convierte en el programa del momento. Después de la primera edición, donde pudimos conocer a dos personajes ya célebres de la televisión, como son Fani Carbajo y Rubén, ha llegado el momento de dejar paso a las nuevas estrellas. Es decir, los protagonistas de la segunda temporada.

Con el reciente cierre de esta última entrega, lo cierto es que no se ha dejado de hablar de ello durante todas las semanas en las que hemos podido seguir la vida de las cinco parejas. Una de las cosas por las que más nos engancha es debido a la dinámica que siguen los protagonista dentro de su relación, que en la mayoría de los casos, las podemos calificar como tóxicas.

Celos, insultos, traición… Así es La isla de las tentaciones: el mejor reflejo para las relaciones tóxicas (que nadie quiere ver).

Melyssa y Tom, de las parejas más tóxicas desde el principio

tom melyssa

La isla de las tentaciones no deja de ser un reality. Esto quiere decir que todo va acompañado de un guión bien estudiado. Sin embargo, sí que es cierto que se viven situaciones que no son plato de buen gusto para sus protagonistas. El programa trata de poner a prueba el amor entre cinco parejas gracias a la tentación de unos cuantos solteros y solteras.

No obstante, parece que la desconfianza ha sido una de las cosas en las que más se han centrado para elegir a los protagonistas. No podemos dejar de hablar, por supuesto, de la pareja formada por Melyssa Pinto y Tom Brusse. Ella, de 28 años, hizo su debut en televisión gracias a Mujeres y Hombres y Viceversa, donde conoció a Tom, persona con la que entró en la isla.

Su relación había durado ocho meses antes de entrar al programa. Sin embargo, no era una relación sana, sino una marcada por la desconfianza y los celos por parte de ella debido a algunas supuestas infidelidades por parte de él. De hecho, nada más empezar la edición, una de las solteras, Liseth, confesó haberse besado con Tom en una discoteca cuando él ya era pretendiente de Melyssa. Esto no hizo más que desestabilizar a la ex tronista.

Celos, traición y un desenlace esperado

celos

Con ese principio tan subido de tono, no había duda de que ambos iban a formar una de las parejas más polémicas desde el comienzo. Y, por supuesto, ninguno de los dos ha traicionado, al menos a la audiencia, pues han sabido crear el contenido necesario para mantener al espectador pegado a la pantalla.

Por un lado, debemos destacar lo histérica que parece ponerse Melyssa ante cualquier palabra o mirada de Tom. La inseguridad que sufría al entrar en la isla la convierte en una persona celosa que, por supuesto, no está hecha para mantener una relación con una persona como la que era hasta ese momento su pareja. A él le gusta gustar y conquistar. Ambos crean el paraguas perfecto para tener una relación tóxica, pues una es celosa y el otro no deja de mentir.

Muchas han sido las personas que, a lo largo de La isla de las tentaciones, han opinado que Tom incluso podría tener algún que otro comportamiento relacionado con el maltrato emocional o psicológico. Existe una técnica, denominada como “luz de gas”, que podría encajar con este tipo de perfil.

Mentir por amor, algo típico en La isla de las tentaciones

la isla de las tentaciones tom melyssa

Otra cosa curiosa que llama la atención en esta relación tóxica es que hay varios comentarios de Tom que no encajan con las bases que deben tener las parejas que se respetan y que se consideran sanas. Una de las cosas que más ha repetido, por ejemplo, es que miente porque quiere a Melyssa.

Este tipo de frases nos hacen ponernos de parte de Melyssa. Ella actúa de forma insegura, porque lo es, y también desconfiada. Sin embargo, él mismo está reconociendo ante toda la audiencia que es un mentiroso y que no le dice la verdad a su pareja. Aunque lo vemos y a todos nos engancha, hay momentos en que parece que estamos contribuyendo a darle visibilidad y eco a este tipo de elaciones.

Al final de todo, lo cierto es que Tom ha terminado dejándose llevar. En La isla de las tentaciones conoció a una soltera llamada Sandra con la que no dudó en comenzar una relación. A día de hoy, después de haber confesado que intentó volver con Melyssa cuando finalizó el programa, ambos parecen continuar siendo novios. Están juntos y felices pero, ¿cuánto tiempo pasará hasta que él vuelva a hacer de las suyas?

Marta y Lester, de La isla de las tentaciones tampoco se quedan atrás

marta lester la isla de las tentaciones

Otra pareja, además de Tom y Melyssa, que ha presentado comportamientos muy tóxicos desde el principio de La isla de las tentaciones ha sido la de Marta y Lester. Los dos entraron a la isla manteniendo una relación que se había extendido durante 11 años a lo largo del tiempo.

Sin embargo, los dos sabían desde su entrada que su forma de amar no era la adecuada. Como ella misma dijo en una de sus confesiones: “Nos queremos mucho, pero nos queremos mal”. El primer paso para identificar una relación tóxica podría ser ese, por lo que la audiencia también estuvo enterada desde un primer momento de cuál era la situación. Marta también fue la que indicó que, por querer tanto a Lester, se terminó desenamorando de sí misma. Unas palabras muy duras que nadie tendría que pensar sobre su relación de pareja.

Ella actúa de forma demasiado apasionada. Él, en cambio, parece hacerlo por detrás. Desde el comienzo del programa, se pensaba que los dos terminarían convirtiéndose en Fani y Christofer. A pesar de ello, han sabido diferenciarse. Cada vez que coinciden, una vez rota la relación, sigue reinando la rabia en el ambiente. Ya no están juntos, pero siguen siendo igual de tóxicos. En ocasiones, no sabemos si se quieren mucho pero mal o, por el contrario, hace mucho que en realidad no se quieren. Para la televisión, eso sí, son oro puro.