viernes, 5 marzo 2021 02:27

La primera votación de los Presupuestos en el Congreso será el 12 de noviembre

El Congreso ha preparado un calendario de tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 que incluye la primera votación en el Pleno en la semana del 11 y 12 de noviembre, una o dos antes de lo que venía siendo habitual en años anteriores, lo que ha motivado las quejas del PP por la premura.

Las previsiones de la Cámara, a las que ha tenido acceso Europa Press, pasan por recibir este miércoles a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que hará entrega del proyecto de ley de Presupuestos a la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, y la presidenta de la Comisión de Presupuestos, Pilar Garrido.

Tras recibir los Presupuestos, la Mesa del Congreso celebrará una reunión para calificar el proyecto, que este viernes, 30 de octubre, se espera sea publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales.

Según el calendario analizado en la Junta de Portavoces del Congreso, la Mesa de la Cámara también abrirá un plazo hasta el día 30 de octubre para solicitar las comparecencias de los altos cargos del Gobierno y organismos públicos con el fin de que expliquen las cuentas de los distintos departamentos.

COMPARECENCIAS DE ALTOS CARGOS LA PRÓXIMA SEMANA

Esa ronda de comparecencias se celebrará la primera semana de noviembre y, a partir de ahí, los grupos de la oposición tendrán hasta las 14 horas del viernes 6 de noviembre para registrar sus enmiendas de totalidad pidiendo la devolución del proyecto al Gobierno. Es decir, apenas una semana después de registrarse el proyecto.

Y, a la semana siguiente, los días 11 y 12 de noviembre, se celebrará ese debate de totalidad en el Pleno del Congreso, en el que la ministra de Hacienda defenderá su proyecto ante la oposición. Las enmiendas se votarán el día 12 de una tacada, es decir, en una única votación, puesto que piden lo mismo: tumbar los Presupuestos y devolverlos al Gobierno. No se necesitan mayorías reforzada, sino que bastan más votos a favor que en contra.

En esa primera votación cayeron los Presupuestos Generales de 2019 que el PSOE y Unidas Podemos habían pactado en enero de ese año, provocando la disolución de las Cortes y la celebración de las elecciones del 28 de abril.

La fecha programada para ese primer debate supone acelerar una o dos semanas el calendario que venía siendo habitual en la Cámara en los últimos años, lo que ha provocado el rechazo tanto del PP como de Vox.

AHORA VIENEN CON PRISAS

Para la portavoz el Grupo Popular, Cuca Gamarra, se ha previsto “una tramitación excepcionalmente breve” que no garantiza la transparencia ni las garantías suficientes: “No podemos admitir que a un Presupuesto que llega tarde, se le hurte el debate parlamentario que se debiera producir –ha denunciando–. No es de recibo que ahora se vengan con prisas”

Iván Espinosa de los Monteros, de Vox, también se ha quejado de que, después de un año sin Presupuestos, el Gobierno pretende acortar los plazos de tramitación alegando ahora que su aprobación es urgente. “Esta ley merece que su procedimiento tenga todo el tiempo que sea necesario”, ha comentado.

En la Junta de Portavoces ha habido otros grupos han cuestionado algunos plazos, como el hecho de que sólo haya una semana para decidir si se presentan enmiendas de totalidad o las pocas fechas para las comparecencias de los altos cargos, pero al final han avalado el calendario.

Si superan ese examen de totalidad, los primeros Presupuestos del Gobierno de coalición pasarán a la fase de la discusión de su articulado y las enmiendas parciales que deberán presentarse el 16 de noviembre.

¿VÍA LIBRE DEFINITIVA LA SEMANA DE REYES?

Tras su paso por ponencia y comisión, el proyecto volverá al Pleno del Congreso en la semana del 30 de noviembre para la votación de cada una de las secciones de los Presupuestos (las cuentas de cada Ministerio). Ahí el Gobierno no puede perder votaciones porque el derribo de una sola sección provoca la caída de todo el proyecto.

Después, en su caso, el proyecto pasará al Senado para continuar la tramitación con comparecencias, debates de veto y de enmiendas parciales. Las cuentas volverán al Congreso para su aprobación definitiva a principios de enero y no se descarta incluso habilitar la semana de Reyes para que puedan entrar en vigor cuando antes.

Esa efeméride no es extraña al Gobierno de coalición ya que también se usó la semana de Reyes para la sesión de investidura de Pedro Sánchez en enero de este año tras su pacto de coalición con Unidas Podemos.