sábado, 6 marzo 2021 17:48

Mañueco dice que tomar una decisión de cierre de CyL a espaldas de Madrid sería un error

El presidente de la Junta de Castilla y León, el ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado este miércoles que “sería un error” adoptar una decisión sobre el cierre perimetral de la comunidad autónoma a espaldas de Madrid, con cuya presidenta, Isabel Díaz Ayuso, se reunirá esta misma tarde junto con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

“Lo que queremos es tomar la decisión más positiva pensando en lo mejor para las personas de nuestras comunidades autónomas y también para las personas de nuestro país. Todavía no hemos tomado la decisión y la anunciaremos después de la reunión”, ha añadido para aseverar que le queda trabajo aún en una jornada de reuniones y se conversaciones –ha citado en concreto al secretario regional del PSOE, Luis Tudanca– antes de esa reunión con sus homólogos.

“La ciencia tiene que estar para ayudar a la política a tomar decisiones”, ha defendido asimismo Fernández Mañueco que ha recordado que sobre el cierre perimetral hay argumentos “en un sentido y en otro” por lo que ha insistido en la necesidad de sopesar todas las medidas a favor y en contra. Para ello, a lo que a lo largo de la mañana estudiará “con sosiego y con serenidad” los argumentos que trasladaron ayer los expertos en su reunión con la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

De adoptar la decisión del cierre perimetral de Castilla y León, que no sería inmediata ya que “hay que dar un espacio a las personas para organizarse”, ha añadido, el presidente ha explicado también que tendría que notificarlo al Gobierno de la nación ya que afectaría incluso a un país vecino como Portugal.

Este es uno de los mensajes que ha trasladado el presidente de la Junta en una entrevista en Onda Cero en la que ha reconocido que “en estos momentos” la comunidad autónoma de Castilla y León necesita el estado de alarma para poder amparar una “decisión vital”, en referencia al toque de queda. Dicho esto ha advertido: “Estado de alarma sí pero no así”.

OFRECIMIENTO DEL GOBIERNO

Preguntado por el ofrecimiento realizado esta misma mañana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de establecer el estado de alarma durante un plazo de cuatro meses para revisarlo el 9 de marzo en el Consejo Interterritorial de Salud, el presidente castellanoleonés ha dudado de que haya que realizar una evaluación de la situación pasados cuatro meses y ha abogado por hacerla antes, “mes a mes”, ha puesto como ejemplo, y “desde hoy mismo”, si se hace en el seno del Interterritorial como ha planteado Sánchez.

Fernández Mañueco ha recordado que en el marco del estado autonómico es “imprescindible” que el Gobierno de la nación “lidere y coordine” la acción y que las comunidades, que deben de ser “colaboradoras, exigentes y humildes”, colaboren con el Ejecutivo central de modo que ninguna de las dos partes vaya sola ni por separado porque sería “un fracaso”. “Tenemos que ir todos juntos”, ha reclamado ante una posible “dejación de funciones” por parte del Gobierno para dejar “el encargo” a las comunidades autónomas.

Del mismo modo, ha pedido un esfuerzo de responsabilidad y de diálogo y entendimiento a todas las fuerzas políticas del arco parlamentario para que se pueda alcanzar un acuerdo “en un tema especialmente de Estado”. “Todos tenemos la sensación de que el Gobierno está intentado echarse a un lado en este asunto”, ha lamentado a renglón seguido.

El presidente de la Junta ha insistido en la necesidad de contar con una herramienta intermedia que, a día de hoy, no se ha producido y en la que tiene que trabajar el Ejecutivo central para evitar la actual “dispersión”, a lo que ha añadido la necesidad de establecer un diálogo ya que, según ha recordado, el estado de alarma supone una limitación de las libertades públicas de las personas donde el Parlamento juega “un papel importante”, por lo que ha pedido a todas las fuerzas que lideren ese esfuerzo de negociación. “Quiero ser positivo”, ha sentenciado.

En clave de partido, ha respondido que no es consciente de no haber seguido la “doctrina Génova” y ha asegurado que respeta las decisiones que adopta Pablo Casado si bien ha recordado que tiene una responsabilidad con la comunidad autónoma de Castilla y León para defender las decisiones “por consenso, por sentido común, con lógica y tras escuchar a los expertos” que está tomando el Gobierno conjunto de PP y Ciudadanos que empezó la andadura como socios para seguir como Gobierno de coalición y trabajar ahora “como un equipo”.

“Yo me siento especialmente orgulloso de la consejera de Sanidad y también, por supuesto, del vicepresidente de la Junta. Me siento orgulloso de todos los miembros del Gobierno regional”, ha añadido el jefe del Ejecutivo.

Fernández Mañueco se ha mostrado convencido de que el sistema sanitario de Castilla y León está “mejor preparado” para afrontar la segunda ola de la pandemia del coronavirus respecto a la situación de marzo con una autoevaluación para aprender de los errores y ha admitido que se necesitan todavía más profesionales sanitarios que, a diferencia del cuerpo docente, está “extraordinariamente tasado”.

Finalmente, ha considerado que en la desescalada faltaron algunas semanas que ha achacado a un “abrupto” fin por parte del Gobierno central.