lunes, 1 marzo 2021 22:36

PNV cree que el plazo del estado de alarma es “lo de menos”

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha considerado que, teniendo en cuenta la actual situación de la pandemia, el plazo del estado de alarma “es lo de menos” y, por contra, “el asunto es cómo se gestiona el mañana”.

Asimismo, ha considerado que debería haber “mecanismos para hacer frente a ese tipo de situaciones sin utilizar figuras tan complicadas”, aunque ha admitido que acordar modificaciones legislativas es “muy difícil con el clima político” actual.

En una entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, el dirigente jeltzale ha defendido las últimas restricciones decretadas en Euskadi para frenar los contagios de covid-19, entre las que se encuentran limitar la entrada y salida de personas en el territorio de la comunidad autónoma, así como los accesos y salidas de los municipios en los que las ciudadanos tengan fijada su residencia.

En este sentido, ha afirmado que las medidas son “duras”, pero “proporcionadas” ante la situación “bien complicada” que se vive. Aunque ha dicho entender, “la mezcla de incertidumbre, fatiga y cansancio se convierta en cabreo” en la ciudadanía, ha indicado que “esto es responsabilidad de todos” y, por ello, ha instado a “intentar salir de esto con responsabilidad”.

Según ha indicado, las restricciones no se hacen “porque sí”, sino porque se considera que es “lo mejor en este momento para frenar la pandemia y dañar a la menor cantidad posible de gente en su actividad profesional y modo de vida”.

Por otra parte, Ortuzar ha lamentado que los partidos políticos no han estado “a la altura de las circunstancias” en la pandemia para “dejar esto fuera de la pelea partidista”. Según ha indicado, “una cosa es que podamos discutir por qué no hacemos esto o lo otro” y otra “aprovecharse” de esta cuestión para “atacar al rival político, debilitarle y debilitar a las instituciones” porque, al final, se ha “debilitado la confianza” de la ciudadanía en la política.

En todo caso y dado que “esto ha venido para quedarse un tiempo”, ha apelado a partidos e instituciones a “gestionar de otra manera la comunicación y la imagen que damos ante la sociedad en un momento tan complicado”.

En relación al estado de alarma, ha recordado “el circo” que se montaba en Congreso en el anterior estado de alarma cada vez que se tenía que prorrogar y ha considerado que no se puede “entrar en discusiones bizantinas del plazo” porque no se sabe “cuánto va a durar esto”.

“Ojalá podamos quitarlo dentro de dos meses, como pide PP, pero y, si no, ¿qué pasa?, ha planteado el presidente del PNV de manera previa al pleno del Congreso que debate este asunto. Por su parte, ha opinado que, con este estado alarma “descentralizado y mucho más light” que el anterior, “el plazo es lo de menos, el asunto es cómo gestionamos día a día, el mañana”.

ABRIR EL MELÓN

Por otro lado, ha considerado que es “impepinable” hacer cambios legislativos en materia de salud pública porque se está “regulando en base a leyes con decenas de años” y en las que “seguro que el legislador no pensó que podíamos estar en una situación como la actual”. “Una democracia avanzada debería tener mecanismos para hacer frente a ese tipo de situaciones sin utilizar figuras tan complicadas”, ha manifestado.

En todo caso, ha reconocido que es “muy difícil, con el clima político que se vive en Madrid, negociar una ley de sanidad pública o de seguridad sanitaria”. “No sé cuánto tiempo nos costaría fraguar un consenso. Igual abrimos ese melón y somos incapaces de cerrarlo, y nos quedaríamos peor”, ha admitido Ortuzar, que ha criticado que tampoco “mucho esfuerzo no han hecho, se podía haber hecho un poco más de esfuerzo”.