viernes, 26 febrero 2021 00:34

Vox acusa a Marlaska de “blanquear” a Bildu

El diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro ha acusado este miércoles al Gobierno de “blanquear” a los “herederos de ETA”, en alusión a Bildu, para “mendigar” su apoyo y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, le ha replicado recordando que en su día avaló hasta los contactos del expresidente José María Aznar con “el Movimiento Vasco de Liberación”, como entonces se definió a la banda terrorista.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Gil Lázaro ha cargado una semana más contra Marlaska, al que ha censurado por “dar crédito” en materia de derechos humanos a Bildu y por firmar incluso con ellos un manifiesto contra los discursos de la “extrema derecha”, “un panfleto de odio” contra “millones” de españoles a los que, a su juicio, pretenden “liquidar” civilmente “por no plegarse a los dictados de la izquierda”.

UN “INSULTO” A LAS VÍCTIMAS

“El Gobierno, de nuevo, blanqueando a los herederos de ETA para mendigar un apoyo manchado de la sangre de los crímenes etarras que Bildu continúa sin condenar mientras organizar homenajes a asesinos que salen de prisión y usted lo consiente”, ha denunciado el diputado de Vox, para quien esta forma de actuar supone un “insulto” a las víctimas y a la dignidad nacional.

Con todo, el dirigente de Vox ha advertido que, pese a las “amenazas” vertidas en el citado manifiesto que el PSOE suscribió la semana pasada con nacionalistas e independentistas, su partido no se va a “achantar” ni a “callar” y seguirá defendiendo a esos españoles “hartos” de un Gobierno “inútil, miserable, sectario e indigno”. “Nosotros no vamos a rendirnos ante el matonismo del Gobierno y sus secuaces ni ante el insulto miserable de otros”, ha apostillado.

En su réplica, el ministro ha defendido que se puede hablar de derechos humanos “con todo el mundo”, incluso con la “extrema derecha”, para transmitirles principios democráticos como el respeto a la pluralidad, a la libertad o a la igualdad pero también para hacerles ver que “la violencia machista es un tema de derechos humanos porque es violentar a la mujer por razón de género”.

Y, a continuación, ha restregado a Gil Lázaro que, siendo portavoz de Interior del PP con Aznar, no dijera nada al expresidente cuando informó en 1998 de que había autorizado contactos con el “Movimiento Vasco de Liberación”, cuando aseguró que “tomar posesión de un escaño era preferible a empuñar las armas” o cuando apuntó que el proceso de normalización correspondía en primer término a las instituciones y fuerzas políticas vascas “sin ningún tipo de excepción”.

EN 1998, GIL LÁZARO ESTABA CALLADO

“Y ¿sabe cuántas veces Gil Lázaro le refirió al Gobierno de Aznar que estaba acusando de traición a las víctimas, a la unidad de España o a la Constitución? Ninguna. ¿Sabe cuántas veces ustedes exigieron firmeza al Gobierno contra el brazo político de ETA? Cero”, ha planteado.

Así las cosas, Marlaska ha pedido al diputado de Vox que abandone relatos construidos sobre la “mentira” y teorías “conspirativas” y que deje de negar que “el Estado venció a ETA”, y le ha invitado a “moderarse”, a “documentarse”, a abandonar las “infamias” y a respetar el Estado de Derecho. “No sean patriotas de pulsera sino de valores democráticos”, ha concluido.