jueves, 25 febrero 2021 23:37

Igea: “Me gustaría tener a Merkel o a Macron pero tengo lo que tengo”

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha destacado este jueves que hay “mucho margen de mejora” para afrontar la pandemia generada por el Covid-19 y ha reclamado un “liderazgo nacional”. “Me gustaría tener a Merkel o a Macron pero tengo lo que tengo y con eso tenemos que trabajar, he renunciado a tener un Gobierno sensato”, ha manifestado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Igea ha defendido que ante una situación “grave” como la actual es necesario que haya la “mayor unidad posible”, al tiempo que ha exigido contar con un Gobierno “responsable”, algo que, como ha señalado, en este momento no tiene.

“Me gustaría tener un liderazgo nacional capaz de asumir costes, riesgos y errores cuando la vida de sus ciudadanos está en peligro”, ha defendido, tras lo que ha asegurado que ya ha “renunciado” a tener un “gobierno sensato”. “Nosotros no vamos a abandonar a los ciudadanos y a nuestra Comunidad”, ha aseverado, tras lo que ha insistido en que Castilla y León ha trabajado desde la “solidaridad”.

Igea ha defendido que desde la Junta se seguirá trabajando por la Comunidad y ha insistido en que le gustaría contar con el respaldo de un Gobierno central “responsable”. “Me gustaría tener un Gobierno responsable, pero no lo tengo, lamento decir esto, hemos trabajado desde la solidaridad y llega un momento las cosas se dicen con claridad”, ha manifestado, al tiempo que ha considerado la situación actual “una irresponsabilidad”.

No obstante, ha garantizado a los ciudadanos de la Comunidad que la Junta “no renunciará” a su responsabilidad. “Nos cargaremos con las descalificaciones y los precios políticos que sean necesarios pero no pondremos en juego la vida de ciudadanos para ganar unas elecciones”, ha defendido, tras lo que ha insistido en que si el Gobierno no toma decisiones las tomará la Comunidad.

“Somos conscientes de cuál es la situación nosotros trabajamos muy duro, tragando muchas cosas y aguantando muchas cosas para intentar que los ciudadanos no caigan en desconciertos”, ha concluido.