lunes, 1 marzo 2021 17:05

El ‘Halloween’ español: de pintadas nazis a avalanchas contra la policía

Pareciera que España está celebrando este fin de semana la fiesta de Halloween más que nunca, pero a su modo. Este viernes 30 se han producido movilizaciones en Barcelona y Burgos que han dejado escenas terroríficas. En Barcelona, una concentración en la plaza Sant Jaume de “negacionistas”, tal y como muchos medios les han denominado, acabó derivando en una ola violenta por las calles de la capital catalana.

Protestaban contra la imposición del toque de queda por la Generalitat, aunque pintadas como “Fuck Jewish” (putos judíos), “demoniocracia” o “plandemia” muestran que no solo había negacionistas del virus entre los congregados. El director de la Policía catalana ha atribuido ya los actos de mayor violencia a grupos ultra.

Paralelamente, la que sí ha parecido una escena demoniaca ha sido la grabada en el barrio de Gamonal, Burgos, donde una avalancha de personas obligó a multitud de coches de Policía a huir corriendo.

En Barcelona, algunos de los manifestantes eran miembros del grupo ultraderechista Boixos Nois. Volaron piedras, adoquines y proyectiles y salieron contenedores ardiendo. Los grupos de extrema derecha acabaron llevando la noche al descontrol, que logró sobrepasar las capacidades de los Mossos. Se saquearon tiendas y lograron inmovilizar dos furgonetas de la Brigada Móvil. Una escenografía que podría perfectamente salir de la saga de ficción de ‘La Purga’. La noche se saldó con doce detenidos.

Mientras tanto, en el barrio del Gamonal, en Burgos, un centenar de personas adheridas al negacionismo del virus hicieron también viajar por los aires piedras y parte del mobiliario público, en contra del toque de queda. Desde un balcón, unas vecinas grabarían el momento más impactante de la noche, cuando los varios coches de Policía Nacional y Local tuvieron que hacer retirada porque la nube negra de manifestantes estuvo apunto de tragarles, lanzándoles piedras. Así, el caos venció durante parte de la noche. Han sido detenidas dos personas y un policía resultó herido.

“Un manifestante lanza una bomba de humo contra la policía durante los enfrentamientos en el centro de Barcelona, el 30 de octubre de 2020. Han estallado enfrentamientos en la plaza de Barcelona entre la policía antidisturbios y cientos que se habían reunido para protestar por el cierre obligatorio de bares, restaurantes y otros negocios”.

Con todo ello, España ha tenido este año su propia ‘noche de las bestias’, en tanto que multitud de personas en redes debaten en estos momentos sobre cuál sería la mejor forma de denominarlos; ciudadanos impotentes ante la destrucción económica, neonazis, extrema derecha, “cayetanos” o inconscientes.

EXTREMISTAS SE APROVECHAN DE LOS AFECTADOS POR LA PANDEMIA

El diputado de Vox Ignacio Garriga define a los descontentos como “trabajadores en el paro, padres sin nómina para alimentar a sus hijos, autónomos que no tienen trabajo y que hoy han visto su cuota aumentada”. Por otro lado, el diario Barcelona Hoy titula: “Una veintena de menas magrebies saquea el Decathlon de la plaza de la villa de Madrid en Barcelona”.

No obstante, el director general de los Mossos d’Esquadra Pere Ferrer explica que los sucesos “muy violentos” son obra de individuos de extrema derecha, que podrían estar coordinados con grupos italianos. “Había una fuerte organización detrás”, ha dicho sobre estos grupos. Así, los colectivos extremistas se han mezclado en las calles con “gente que reivindicaba sus derechos”, afectados económicamente por la pandemia.

La alcaldesa de Barcelona ha condenado la violencia de este viernes 30, tuiteando: “La violencia de esta noche en el centro de la ciudad no se puede permitir. Estamos en un momento complicado y lo que más necesitamos es cuidarnos y cooperar para mejorar la situación”, ha dicho, dando su apoyo también a las fuerzas de seguridad.

TAMBIÉN EN CANTABRIA Y ZARAGOZA

Centenares de personas participaron también en las concentraciones que tuvieron lugar anoche en las principales ciudades de Cantabria para protestar en contra del toque de queda decretado para frenar la expansión del coronavirus, que terminaron con disturbios, ocho detenidos y un agente de Policía Nacional herido.

En Zaragoza, han sido cinco los detenidos en una concentración de 80 personas, congregadas en la Plaza de España. En otras calles se quemaron contenedores, y la Policía investiga aun si esos actos tienen relación con la manifestación.

https://twitter.com/Candeliano/status/1322307403937943554/photo/1