domingo, 20 junio 2021 06:53

Según tu cara, así de infiel serás

Cuando una persona es infiel se puede deber a diversos factores. En España, por ejemplo, estamos a la cabeza de Europa como los más infieles. Por eso, a las parejas, en cuanto dudan, no les tiembla el pulso en hacer lo que sea para enterarse de si las están engañando. Les cueste lo que les cueste. Pero, ¿habías pensado alguna vez que se puede saber tu grado de lealtad de acuerdo a la forma de tu rostro?

Parece que, a grandes rasgos, este puede ser uno de los factores determinantes. Al menos, para saber si podemos llegar a serlo en algún momento de nuestra vida. Esto puede funcionar como una guía a la hora de tener una nueva pareja. Sabiendo estudiar bien sus rasgos, podremos saber si nos será fiel durante toda la relación o, por el contrario, podría llegar a cometer algún que otro desliz.

Si tienes dudas, esto te interesa. Descubre, según tu cara, cómo de infiel serás.

Nuestro rostro, en el punto de mira

rostro

La cara es el espejo del alma. Nuestros ojos no engañan y tampoco nuestros rasgos. Es por eso que es uno de los factores determinantes para saber si una persona es o no infiel. De acuerdo a los datos arrojados por uno de los estudios más recientes, parece que, en este caso, a los hombres se les nota más en la cara si son infieles.

Las mujeres, por su parte, son más capaces a la hora de ocultar este hecho. No obstante, en ambos casos, la forma del rostro nos puede delatar, y eso no hay forma de cambiarlo. Después de que el estudio diera esto por hecho, se decidió indagar más e investigar este hecho tan llamativo mucho más a fondo.

De acuerdo a otras conclusiones, publicadas en la revista Archives of Sexual Behaviour, parece que la misma forma de nuestra cara es capaz de determinar si, según como sea nuestro rostro, tendremos más probabilidades en el futuro de serle infiel o no a nuestra pareja. Así, sin estudiar ninguna otra variable.

Así es el estudio que determina si serás infiel según tu rostro

estudio infiel

Este otro estudio se realizó por diferentes investigadores que pertenecían a diversas universidades de Canadá. Comenzaron la investigación examinando a 145 hombres de edad joven. En primer lugar, se les cuestionó por sus comportamientos sexuales, su actitud y sus diferentes personalidades.

Tras las preguntas, una de las cosas que hicieron a continuación fue medir sus rostros para ver dónde encajaban. En un segundo momento, hubo otra parte del estudio donde se analizó a más de 300 personas. Aquí ya sí se incluyeron tanto a hombres como mujeres.

En este caso, las preguntas fueron un poco más allá, siendo algo más íntimas. Se les cuestionó por su orientación sexual. También, por supuesto, se les preguntó si habían sido infieles en algún momento de su vida. Y, en caso negativo, si se verían capaces de serlo a corto, medio y largo plazo. Los resultados fueron determinantes.

El rostro de las personas más infieles

rostro cuadrado

Gracias a los resultados arrojados por el estudio, se pudo llegar a conclusiones de lo más interesantes. Por ejemplo, después de analizar todos los datos que consiguieron recoger, se determinó que aquellas personas con los rostros cuadrados o anchos contaban con más posibilidad de ser infieles a sus parejas.

En el otro extremo, las personas con caras más redondas u ovaladas. Si te has encontrado con una pareja que cuente con estas características en su rostro, a priori, puedes estar tranquilo: es un tipo de persona que no destaca por ser infiel. Al menos, no por este factor físico.

La razón que dieron aquellas personas con rostros más anchos es que se sentían muy cómodos en el ámbito del sexo casual. Por eso, no dudan en plantearse el ser desleales a sus parejas. Los resultados fueron determinantes sobre todo en los hombres, en un mayor grado que en las mujeres. Sin embargo, se decidió que los hallazgos se extrapolaran a ambos géneros.

¿Es algo que sucede solo en los jóvenes?

jovenes

Una de las cosas que debemos tener en cuenta del estudio citado, es que se le preguntó, en su mayoría, a estudiantes universitarios. Por eso, no hay duda de que salta una pregunta en nuestra cabeza: ¿Puede ser algo solo relacionado con los más jóvenes? Parece que los investigadores no están de acuerdo con esto, todo lo contrario.

Al parecer, los resultados y conclusiones que se han obtenido se pueden aplicar a las personas de todas las edades. Es decir, nadie se libra de la sospecha. Se puede esconder una infidelidad, mejor o peor, pero no podemos modificar la forma de nuestro rostro y la relación que tiene con que una persona sea o no infiel.

Por eso, cuando vayamos a conocer a una nueva pareja, uno de los rasgos en los que podemos fijarnos en primer lugar es en la forma de su rostro. Si la cara es cuadrada o tirando a más ancha, ya sabes que hay más posibilidades de que sea infiel. De hecho, incluso nosotros mismos podemos cumplir con los requisitos.

La razón por la que estos rasgos determinan si serás infiel

rostro infiel

Los resultados, más que interesantes, se centran en hombres con caras cuadradas, anchas y cortas. Parece que este tipo de perfiles se caracterizan por contar con un mayor deseo sexual y también con una mayor predisposición a mantener sexo.

En cambio otras, con otro tipo de facciones, están más desinteresadas en el sexo o lo relacionan más con el amor y no tanto con el mantener una relación de una noche o casual. Pero, ¿por qué estas proporciones determinan estos factores a priori tan dispares?

La razón es que las proporciones entre el alto y el ancho de la cara van unidas de forma directa al nivel de testosterona de una persona. Es decir, la hormona masculina que resulta clave en el desarrollo del aspecto de una persona determinada. Esta influye también en las actitudes sexuales, así como los deseos de las personas adultas Por eso, los hombres de rostro cuadrado se consideran dominantes, más agresivos e incluso menor éticos que los que tienen caras alargadas. Las relaciones suelen ser más pasajeras, pero también resultan más atractivos.