domingo, 20 junio 2021 08:17

El Gobierno vasco: la situación “sigue siendo grave” con tendencia “ascendente”

El Gobierno vasco ha reiterado este lunes que la situación del coronavirus en Euskadi “sigue siendo grave”, ya que el nivel de contagios mantiene una tendencia “ascendente”, aunque a una velocidad “algo más moderada”.

Además, ha señalado que esta semana “va a ser importante” para observar el efecto de las últimas medidas restrictivas adoptadas por el Consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), y ha aclarado que considera el confinamiento severo como el “último escenario” a contemplar.

El coordinador del Programa de Vigilancia y Control del Departamento de Salud y de Osakidetza, Ignacio Garitano, que ha comparecido ante los medios de comunicación para informar sobre la evolución epidemiológica de la covid-19, ha informado de que en Euskadi hay 11.732 casos activos de coronavirus, con una media de 4,4 contactos aislados por casos.

Garitano ha detallado que en la franja de edad de 3 a 16 años se han detectado en la última semana 1.451 casos positivos, que han llevado al aislamiento a 2.083 alumnos de estas mismas edades.

Asimismo, ha explicado que la semana pasada en Euskadi se han realizado 41.083 pruebas diagnósticas y se han detectado 3.627 nuevos casos. Por territorios, el número de contagios ha sido de 383 en Álava, 1.680 en Vizcaya y 1.551 en Guipúzcoa. También se han detectado 53 casos de personas con residencia fuera del País Vasco o desconocida.

La tasa de incidencia acumulada 14 días por 100.000 habitantes se encuentra en 693,14, por lo tanto, se trata de un nivel de transmisiones “alto”. La tasa de positividad hoy se sitúa en el 7,8% y el número reproductivo básico es 1,09. “Estos dos indicadores han disminuido levemente en los últimos días”, ha destacado.

38% DE CAMAS UCI

Garitano ha explicado que el Plan de Contingencia de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se mantiene en el segundo escenario con un total de 268 camas abiertas y 213 ocupadas, de las que 104 corresponden a enfermos covid-19, una ocupación del 38%.

En este sentido, ha señalado que el plan de contingencia establece pasar a la siguiente fase cuando quedan menos del 20% de las camas libres del escenario actual.

Asimismo, no ha querido precisar la situación de los hospitales pero ha reconocido que Guipúzcoa está un poco “más apretado” pero ha recordado que Osakidetza trabaja en red, por lo que en número de camas UCI es para toda la comunidad autónoma y en Euskadi, “las distancias son muy cortas” y “trasladar enfermos no supone un problema importante para la red”.

“Como ven, la situación sigue siendo grave. El nivel de contagios mantiene una tendencia ascendente, aunque es cierto que a una velocidad algo más moderada, por lo que seguimos muy pendientes de la evolución de la pandemia los próximos días. Esta semana va a ser importante para observar el efecto de las medidas adoptadas”, ha subrayado.

El portavoz ha considerado “prematuro” hacer una valoración de las medidas adoptadas la semana pasada y ha pedido “prudencia”. Preguntado sobre si Euskadi está cerca de solicitar un confinamiento severo, ha explicado que ese es “el último escenario que se contempla” y que se van a “intentar poner las medidas” para evitarlo.

CRIBADOS SELECTIVOS

Garitano ha informado de los resultados de los cribados cerrados la semana pasada en Zumaia, Beasain, Ermua/Mallabia y Bergara, y ha recordado que en la actualidad se mantiene abierto el cribado selectivo en la zona de Kabiezes (Santurtzi) y este lunes ha comenzado en Hernani.

Según ha detallado, en Zumaia se han realizado 2.396 pruebas de las que 23 resultaron positivas (un 0,96%); en Beasain se han hecho 3.316 pruebas de las que 24 tienen covid-19 (un 0,72%); en Ermua y Mallabia de 2.125 pruebas con 19 positivos (un 0,89%), y en Bergara se han hecho 2.183 pruebas de las que 18 han sido positivos (un 0,82%).

“Es posible que en los próximos días anunciemos nuevos cribas. Creemos que es una herramienta que está funcionando”, ha señalado antes de poner como ejemplo el cribado realizado en el barrio vitoriano de Sansomendi.

En Sansomendi se detectaron 28 casos que generaron 92 contactos estrechos de los que 21 dieron positivo. “Esto ha tenido un impacto potencial en la curva a 14 días y en estos momentos el área de salud de Sansomendi tiene una incidencia acumulada menor que la media de la ciudad”, ha destacado.

Preguntado por la respuesta de la ciudadanía a estos llamamientos, ha cifrado la participación entre un 38% y un 50%, y ha destacado que estos porcentajes son “realmente altos”, por lo que considera que es un “éxito”.

Por último, ha subrayado la necesidad de que cada persona adopte “en su día a día, las limitaciones establecidas en cuanto a movilidad, relaciones social y distanciamiento. “No hay fórmulas mágicas para contener la pandemia. La única fórmula es el compromiso social con las medidas que se han adoptado”, ha subrayado.