jueves, 25 febrero 2021 20:47

Puig aboga por no tomar medidas “con carácter convulsivo” y advierte de unas Navidades diferentes

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha abogado por no tomar medidas “con carácter convulsivo” ante la situación de pandemia actual por la Covid-19 y por seguir con un “diálogo permanente” entre Gobierno y comunidades autónomas. Así mismo, ha advertido de que estas Navidades serán diferentes: “Va a ser muy complicado que sea como siempre”.

Puig se ha pronunciado así en una entrevista en El programa de Ana Rosa de Telecinco, en la que se le ha preguntado por si está a favor de elaborar un decreto que recoja como medida el confinamiento domiciliario por la Covid-19.

“En estos momentos hay que atender las circunstancias de la pandemia en cada territorio y hay una asimetría muy grande”, ha dicho, para agregar: “Las miradas son diversas porque el estrés hospitalario, que es donde está el grave problema, en cada territorio tiene unas situaciones determinadas”.

A su entender, hay que analizar cómo van funcionando las decisiones adoptadas la pasada semana y “no tomar medidas con carácter convulsivo porque no es el espacio de serenidad que necesita la ciudadanía”.

Así, ha señalado que el diálogo “debe ser permanente entre el Gobierno y las CCAA” y ha insistido en que habrá que estudiar medidas de confinamiento en función de cómo se vea desde cada territorio.

Preguntado por si se van a prolongar las medidas adoptadas en la Comunitat, Puig ha afirmado que en principio “lo razonable” es continuar con la situación actual, “analizarla y evaluar los resultados obtenidos”. “El jueves haremos un análisis de cómo han funcionado y a día de hoy tengo que decir que lo razonable es que continúe la perimetración”, ha apostillado.

Ha recordado que la situación en la autonomía en cuanto al índice de contagios está en 225 y ha aumentado “de manera considerable” en los últimos 14 días, pero “hay cierta estabilidad dentro del crecimiento”, ha puntualizado.

“Nos preocupa, sobre todo, el aumento de la hospitalización. En estos momentos hay 1.300 camas ocupadas y unas 200 en UCI. Hay suficientes. No es momento de déficit pero está claro que la situación es ascendente y preocupante”, ha aseverado.

El ‘president’, preguntado por cómo va a ser la Navidad, ha afirmado que lo desconoce aunque ha dicho: “Va a ser muy complicado que sea como siempre”. “Con todas las precauciones, lo que la pandemia no nos puede agotar es el sentido de la vida, el cariño y el afecto. Hay que tratar de expresarlo en una situación como la actual”, ha dicho.