lunes, 8 marzo 2021 16:29

Almeida siente “sana envidia” al ver cómo Merkel y Macron explican medidas

El portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este miércoles que siente una “sana envidia” al ver cómo el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, se dirigen a sus ciudadanos para explicarles las medidas adoptadas para frenar la pandemia por la Covid-19 mientras que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, “hace un ejercicio de coaching”.

“Me da sana envidia ver a Merkel o Macron comparecer ante todos y explicar las medidas que se han adoptado. Hay un presidente que habla mucho y hace poco, que evade su responsabilidad”, ha aseverado en relación a Pedro Sánchez, tras presentar los dos autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) vinilados con los dibujos ganadores de un concurso.

Martínez-Almeida ha pedido un presidente “que no largue un discurso emocional” y sí que se presente ante los ciudadanos para comunicarles que va a “liderar” la situación y a adoptar medidas. “Hemos estado un mes hablando de Madrid, y mientras hablábamos de Madrid, el problema estaba en España”, ha señalado.

El también alcalde de Madrid ha asegurado que la situación económica en el país “va a ir a peor, no le cabe duda a nadie” y la ha calificado de “situación dramática”, por lo que se ha mostrado preocupado ante los nuevos Presupuestos Generales del Estado. “El gobernador del Banco de España ha sido muy claro, ha transmitido un mensaje de que no son los presupuestos adecuados”, ha lanzado.

Para Almeida, España “está transitando en la dirección contraria a los demás” y el Gobierno de la Nación “se debe preguntar si quien está equivocado es él”, pues “no procede ese aumento de ingresos, de gasto público”.

“Los datos están ahí, es mucho más acusada en España que en la Unión Europea. Cuando vengan tan mal dadas, pido al Gobierno que asuma su responsabilidad, que si estamos peor es que algo habremos hecho mal”, ha expresado a continuación.

Además, ha pedido que las partidas en los PGE cuentan con “un profundo carácter ideológico y escasamente de gestión”, y entiende que “los españoles merecen unas políticas de gestión”.