viernes, 26 febrero 2021 07:12

Asociaciones de padres tachan de “improvisado” el plan de enseñanza virtual de la Xunta

La Confederación Anpas Galegas ha criticado la “improvisación” en el nuevo Plan de Enseñanza Virtual y la “marginación” de padres y tutores por parte de la Xunta en la creación del mismo.

En un comunicado dirigido al conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, la entidad ha señalado que el proyecto no abarca todas las situaciones a las que podría enfrentarse un alumno o centro escolar, ya que “ampara únicamente al alumnado en cuarentena”. “Se deja fuera a aquellos estudiantes con síntomas compatibles con el COVID-19 o a los que se encuentren a la espera del resultado de una prueba PCR”.

La orden nº 175 del Diario Oficial de Galicia (DOG) sobre aislamientos por COVID-19 emplea el término “cuarentena” para distintos supuestos: sintomatología compatible, pruebas PCR o confinamientos preventivos.

La organización le ha reprochado también al conselleiro no haber incluido en el proyecto a aquellos estudiantes que convivan con personas vulnerables al COVID-19, una circunstancia que no recoge tampoco el DOG.

Anpas Galegas se ha referido en el comunicado a la dotación de medios informáticos en los centros educativos, subrayando que la Administración no tiene en cuenta “los problemas de conectividad que presenta nuestra geografía”.

La implantación de los denominados “horarios-espejo” ha suscitado también críticas por parte de padres y tutores. “¿Alguien piensa que podemos sentar a un niño de 8 años delante de un ordenador durante cinco horas seguidas?”, se pregunta la asociación en el comunicado.

A este respecto, el Plan de enseñanza virtual recoge “la importancia de respetar los periodos de descanso de los estudiantes” y deja su diseño e implantación en manos de los centros de estudios.

La confederación ha agradecido el esfuerzo personal de centros y profesores pero ha destacado que ahora mismo “el alumnado está desatendido por parte de la Administración”, que descarga “toda la responsabilidad en colegios que no tienen ni medios, ni capacidad ni la formación tecnológica necesaria”. Han manifestado que “tecnológicamente hablando, la escuela gallega está anquilosada en el pasado”, una situación que “ha repercutido” en la enseñanza gallega en tiempos de pandemia.