jueves, 25 febrero 2021 12:25

Cómo es la ruta del sexo en Barcelona

En Barcelona podemos encontrar un sinfín de actividades. Se trata, junto a Madrid, de una de las ciudades más grandes de España, y también una de las más interesantes que podemos visitar. Su pasado es único e incomparable a ningún otro. Y es que muchos son los secretos que rodean la ciudad. Por ejemplo, seguro que nunca se te ha pasado que puedes hacer incluso una ruta del sexo para conocerla más a fondo.

La ciudad es única e incomparable a ninguna otra. Nunca nos faltará lo que hacer en este rincón frenético del país que siempre se encuentra en movimiento. Por supuesto, debido a su situación y riqueza cultural, una de las cosas que no puede faltar es el turismo. La encontrarás llena de rostros nuevos sin importar la temporada en la que la visites.

Si estás pensando en hacer una escapada, esto te interesa. Descubre cómo es la ruta del sexo de Barcelona.

Sexo en Barcelona, los secretos de la ciudad

ruta sexo barcelona

Actividades, gastronomía, turismo, cultura… Sí, muchos son los factores por lo que siempre queremos visitar Barcelona o volver en el caso de que sea una ciudad que ya conocemos. Siempre tiene algo con lo que sorprendernos debido a que se encuentra en continuo movimiento. Cuando parece que ya no nos puede sorprender con algo nuevo, nos hace echar un vistazo al pasado.

Por ejemplo, una de las cosas que más merece la pena hacer en la ciudad es la ruta del sexo. A través de la misma, podremos conocer una Barcelona cargada de secretos que nos resultará incluso oscura. Estamos acostumbrados a hacer tours de día, con los monumentos despejados y mucho más cultural. No obstante, la historia también se compone de los pequeños detalles.

Es muy importante, por tanto, saber indagar y conocer la parte más oscura de una ciudad cargada de secretos. Será una forma de hacer una visita muy poco habitual, por lo que quizá te valga para sorprender a tu pareja en una primera cita con encanto. Eso sí, esta tiene que tener predilección por los temas macabros y las historias casi encantadas.

Así es la ruta de la Barcelona prohibida

barcelona prohibida

A través de esta ruta, podremos disfrutar de una visita guiada en todo momento que se centrará en los secretos más oscuros que guarda con recelo la ciudad. Será una forma distinta de conocer la historia de Barcelona y, además, también nos servirá para poner contexto a muchas de las leyendas que conocemos sobre este rincón con tanto encanto.

En sus calles se han acometido atroces asesinatos, pero también espectáculos grotescos relacionados con el sexo. Ahora, todo esto se ha unido en un único tour en el que podremos conocer todo aquello que antes era solo una leyenda. Los misterios están a a orden del día en la ciudad. ¿Sabes que incluso hay historias de vampiros muy complicadas de explicar?

Si tienes un par de horas de tu tiempo no tienes ni por qué pensarlo. Hacer esta ruta del sexo y del misterio en la ciudad será el aliciente perfecto para que desees volver una y otra vez a recorrer sus históricas calles cargadas de sucesos que se salen fuera de lo normal.

La historia de la vampiresa del Raval

vampira raval

La de la vampiresa del Raval es una de las leyendas más terroríficas con las que cuenta la ciudad de Barcelona. En esta ruta prohibida no solo vamos a ver rincones relacionados con el sexo, por lo que debemos estar preparados para cualquier cosa que nos terminemos encontrando.

En este caso, aunque los habitantes de la ciudad seguro que saben quién es, la vampiresa del Raval es una de las que más llaman la atención de los turistas. Hablamos de Enriqueta Martí, una mujer acusada de asesinar y prostituir a decenas de niños. Con los años, pasó a ser uno de los personajes más conocidos de la ciudad.

Se la reconoce como una de las criminales de España con más fama. También cuenta con otros sobrenombres como la vampira de la calle de Poniente o la vampira de Barcelona. Secuestro, proxenetismo o asesinato en serie son solo alguno de los cargos de los que se la acusó. Sin embargo, solo se le puede atribuir de forma precisa del secuestro de Teresa Guitart, una pequeña. Ya fue condenada.

El sexo en Barcelona

burdeles sexo ciudad

Otro de los ámbitos con más fama de la ciudad es el sexo. En la historia de Barcelona, nunca han faltado los numerosos burdeles. Y es que las noches siempre han sido más bien moviditas en la ciudad condal. Además, haciendo esta ruta tan interesante podremos conocer varias historias relacionadas incluso con encuentros sexuales que estaban prohibidos.

A veces, conforme vamos paseando, no nos podemos imaginar todos los secretos, historias y curiosidades que esconden las salas y bares que podemos encontrar aún en sus calles. Hace mucho tiempo, como todos los puertos, la ciudad contaba con un barrio de reputación dudosa. La razón es que estaba cargado de burdeles.

A estos se les conocía como “casas de barrets”. En otros tiempos, era famosa la abundante prostitución. Sobre el siglo XVIII, cuando aumentó el tráfico de ultramar, la profesión no hizo más que ir creciendo. Gracias a ello, ahora podemos conocer secretos de lo más escabrosos y pasear por la historia como si siguiera siendo nuestra.

Una ruta del sexo siguiendo los pasos de los más famosos

sant pau del camp

Algunos lugares que podremos visitar en esta emocionante ruta están estrechamente relacionados con personajes muy célebres de la historia, como pueden ser Hemingway, Picasso y Dalí. Además, también nos introduciremos en alguna historia relacionada con la vida privada de estas celebridades.

Otros rincones que no faltarán serán aquellos relacionados con la lujuria, como puede ser el Monasterio de Sant Pau del Camp. Aunque a priori pueda sorprender, mucho más lo harán todos los detalles que terminaremos conociendo de una de las historias más escabrosas que guardan las calles de la ciudad.

Este tipo de rutas suelen ser gratuitas aunque, al final del recorrido, se paga de acuerdo a lo que nos haya parecido la experiencia. Nosotros seremos quienes pondremos el precio de la misma. Para que te hagas una idea, se trata de una visita de unas dos horas donde podremos recorrer las zonas prohibidas de Barcelona, adentrándonos a fondo en barros reconocidos como El Raval.