domingo, 20 junio 2021 08:54

ERC expedienta al edil con 38.000 euros en el despacho en la operación Voloh

ERC ha abierto un expediente disciplinario y ha suspendido cautelarmente de militancia al concejal de Urbanismo en Cabrera de Mar (Barcelona), Enric Mir, al que la Guardia Civil incautó 38.000 euros en su despacho durante los registros de la operación Voloh, que investiga un presunto desvío de fondos públicos al proceso independentista.

En un comunicado, la formación ha explicado que ha pedido a Mir abandonar su acta de concejal en el Ayuntamiento, aunque niega la recalificación de terrenos vinculada al exconseller y exdirigente de ERC Xavier Vendrell, que está siendo investigada en este municipio en el marco de la operación Voloh.

Los republicanos han asegurado que, a raíz de esta operación, han abierto varios expedientes informativos “para verificar la verosimilitud de las acusaciones hechas públicas”.

Así, ERC ha defendido que “se ha podido corroborar que no se ha producido ningún delito, irregularidad ni trato de favor en la gestión urbanística” por parte de Mir y el Ayuntamiento de Cabrera de Mar.

Sin embargo, en los registros en dependencias municipales hechas el 28 de octubre “pero sin ninguna relación con las acusaciones mencionadas”, la Guardia Civil incautó 38.000 euros en el despacho de Mir.

Según ERC, este dinero no tiene ninguna relación con su actividad como concejal ni como militante del partido, sino que forma parte de su “esfera privada”, pero lo consideran incompatible con los valores de la formación.

“Este comportamiento es del todo incompatible con los valores republicanos que defendemos tanto el partido como el grupo municipal de Cabrera de Mar”, y por eso le abren un expediente, le suspenden cautelarmente de militancia y piden que entregue su acta de concejal.

Además, ERC ha manifestado su compromiso con la honestidad y el buen gobierno, y ha insistido en tachar la operación Voloh como “una nueva ofensiva del Estado con la clara intención política de desgastar al independentismo, haciendo un uso impropio del aparato judicial, con una base indiciaria deficiente, para atacar a los adversarios políticos”.

RENUNCIA COMO CONCEJAL

En otro comunicado, Mir ha anunciado que dimitirá de su cargo de concejal, aunque ha explicado que ese dinero corresponde “a una operación de una venta particular” de un inmueble familiar y estaba destinado a la adquisición de otro inmueble, que preveía hacer el día siguiente.

Ha recalcado que “este dinero no tiene relación con ninguna de las acusaciones infundadas de prevaricación urbanística que se han fabricado desde los aparatos del Estado contra el consistorio y su equipo de gobierno”.

“Pese a eso, soy consciente de que mi actuación no es propia de la ejemplaridad pública que exigen mi cargo y mi militancia, y por este motivo presentaré mi dimisión irrevocable como concejal del consistorio de Cabrera de Mar”, y ha asegurado que de esta manera estará en una mejor disposición de colaborar con la justicia sin perjudicar al municipio, al Ayuntamiento y al partido.