sábado, 27 febrero 2021 05:25

Viviendas de diseño para invertir en Valencia

Invertir en inmuebles es una de las mejores maneras de mantener el dinero a buen recaudo o incluso conseguir generar algún beneficio. Comprar una casa sobre plano o recién construida para ponerla a la venta cuando la zona se ha revalorizado es una de las fórmulas más utilizadas como modo de generar riqueza.

La vivienda de inversión es sin duda una opción muy interesante y a la que cada vez se suman más personas. Para obtener éxito en este tipo de transacciones económicas hay que seguir algunos consejos que pueden resultar muy útiles para no cometer errores:

Elegir una zona en crecimiento

Apostar por grandes ciudades consolidadas no suele ser la mejor opción a la hora de apostar por vivienda de inversión. Es mucho más interesante poner la mirada sobre ciudades en expansión y crecimiento. En este punto, las urbes mediterráneas cercanas al mar son las que están convirtiéndose en las más atractivas para invertir.

Comprar una casa nueva en Valencia, por ejemplo, es un éxito. La ciudad se está convirtiendo desde hace algunos años en uno de los centros económicos del país. Son muchas las StartUps tecnológicas que han optado por asentarse en la capital de la Comunidad Valenciana y esto está llevando mucha riqueza a la ciudad.

Esto atrae a promotores inmobiliarios, que están construyendo urbanizaciones de viviendas de diseño con todas las comodidades y lujos a precios más que competitivos. ¿Cuál es la traducción de esto para un inversor? Que puede hacerse con inmuebles de primera calidad con una inversión baja respecto a lo que podría ocurrir en otras ciudades.

El nivel de calidad/precio de las viviendas de obra nueva en Valencia es más que interesantes para los inversores, que cada vez más buscan este tipo de escenarios para llevar a cabo sus compraventas.

Comodidades y vida feliz

Otra de las cosas a tener en cuenta es que la vivienda inversión responde a parámetros distintos a los de hace unos años. Ahora ya no es tan importante tener un pisito en el centro de la ciudad como adquirir inmuebles espaciosos y llenos de luz y comodidades, con un fácil acceso a cualquier punto del municipio.

Así, la casa nueva en Valencia es una construcción con materiales de primera calidad, apostando por los exteriores y las amplias terrazas, con un excelente aprovechamiento de la luz natural y todas las comodidades del momento actual.

A esto se suman un interesante fomento de los espacios comunes. Una zona como Valencia, con tantas horas de buena luz y meses de excelentes climas, se presta mucho a que los habitantes de la ciudad aprovechen los espacios exteriores.

La obra nueva en Valencia tiene claro esto y, por ello, las nuevas zonas residenciales cuentan con muchos metros de parques, jardines o piscinas para que las familias propietarias puedan invertir varias horas al día respirando aire puro y disfrutando del ejercicio al aire libre.

Sin duda, la vivienda de inversión en Valencia es una opción interesante por el gran rendimiento económico que se puede sacar de ellas. Plantearse ese tipo de inversiones es una decisión acertada.