lunes, 8 marzo 2021 13:30

El empeño de Ayuso por proteger el comercio con sus restricciones doblega la curva en Madrid

  • La Comunidad de Madrid tiene una incidencia acumulada por debajo de los 400 casos por cada 100.000 habitantes.
  • Las medidas de Ayuso han sido alabadas por Fernando Simón.
  • Aguado considera necesario cerrar la región todo noviembre para tener una "Navidad en familia".
  • La Comunidad de Madrid ha logrado este martes que su incidencia acumulada (IA) de coronavirus en 14 días sea de 373,7% Es decir, que se sitúe por debajo de los 400 casos por cada 100.000 habitantes. Es el dato más bajo desde el pasado 24 de agosto, en contraposición con el resto de España cuyos índices de IA suben con fuerza. La incidencia ha caído en todos los grupos de edad, siendo la más baja en menores de 15 años seguidos por los mayores de 65. Por el contrario, continua preocupando la franja entre los 15 y 24 años, la más alta, con un total de 490,5 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

    Desde la Consejería de Sanidad han trasladado que la incidencia acumulada en 14 días ha descendido en 22 de los 24 municipios de más de 50.000 habitantes de la región, aumentando solo en Coslada y Collado Villalba. En Madrid capital, la tasa ha descendido en 20 de los 21 distritos de la ciudad, situándose así por debajo de 500. De otro lado, los ingresos hospitalarios han descendido a niveles de finales de agosto, casi un 40% menos de los máximos de finales de septiembre.

    Simón alaba las medidas de Ayuso

    “En Madrid, la transmisión se ha podido controlar con las medidas que se implementaron. Eso es una muy buena noticia” así se refería el pasado martes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, a la buena evolución de los datos epidemiológicos en Madrid y en toda España. Según Simón, estos resultados se deben a dos motivos: la implantación de los test de antígenos y las disposiciones adoptadas por el Gobierno regional. “Las medidas han tenido efecto, han tenido su impacto, y hay una transmisión menor. Se ha conseguido controlar. Eso es una buena noticia”, declaró el epidemiólogo.

    Parece ser que las medidas adoptadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tan criticadas, han sido eficaces. Desde el inicio de su mandado, Ayuso, ha sido blanco de críticas tanto por parte de la oposición como por parte de su propio partido. Sus movimientos han sido mirados con lupa y cada paso que daba era rechazado con más fuerza que el anterior. Por eso, cuando anunció las pautas que se iban a adoptar en Madrid -la restricción de la movilidad desde las  00.00 a 6.00 para evitar fiestas nocturnas o el cierre de la comunidad solo los puentes- no fueron bien recibidas.

    Dos semanas después los datos parecen darle la razón a la del PP que, por ahora, ha conseguido su propósito: no confinar Madrid y no cerrar la hostelería madrileña. Tampoco se achantó ante el Gobierno central, que se vio obligado a declarar el estado de alarma para cercar la Comunidad de Madrid.

    Discrepancias dentro del Gobierno de Madrid

    El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, también se ha desmarcado de Ayuso en múltiples ocasiones. La última el pasado martes, cuando sentenció que él “no habría tomado las mismas medidas que la presidenta”. Aguado considera necesario cerrar perimetralmente la región durante todo el mes de noviembre si se quiere tener una Navidad “en familia” y “no por Skype”.

    En una entrevista concedida a TVE, aseguró que “Los cierres perimetrales están funcionando junto al cierre de las zonas básicas de salud” pero que “sería positivo” que el cierre de la Comunidad de Madrid se extendiera “hasta finales de noviembre” para ofrecer “certidumbre” a los ciudadanos y una continuidad en las medidas. “Esta estrategia puede ser una inversión en salud y en términos económicos”, comentó. También se mostró crítico con la medida de la presidenta sobre el cierre de la región solo los puentes: “Habría sido bueno cerrar Madrid sin dejar este hueco de tres de por medio y yo habría solicitado el estado de alarma antes”. No obstante, Aguado alegó que eran más los puntos en común que en contra con Ayuso y estableció que es ella quien tienen la última palabra, por lo que respetaría siempre su decisión.

    Mientras tanto, Isabel Díaz Ayuso, sigue sin ceder a las presiones y hace oídos sordos a lo que sucede a su alrededor. Sigue considerando, tal y como estableció el pasado martes, que “Las consecuencias de los confinamientos domiciliarios ya los hemos conocido y generan muchas otras patologías. Y, por eso, la Comunidad de Madrid va a seguir trabajando sin descanso para evitarlo”. Poco queda ya de la Ayuso de aquellas fotos, vestida de negro a lo Bernarda Alba. Ahora las encuestas, además de los datos de Madrid, también le dan la razón.