domingo, 20 junio 2021 06:45

El viaje de Harouna Garba, la historia de un joven ghanés hacia una vida mejor

el corte ingles

“No sabía a dónde iba, sólo que iba en busca de un mundo mejor, porque en ese momento no tenía nada, no había esperanza”. Este es el testimonio de Harouna Garba, un joven de Ghana que, a sus 14 años, tras la pérdida de su padre, decidió iniciar un viaje hacia una vida mejor.

Hizo un largo viaje por varios países, trabajó de zapatero y de peluquero, sufrió el engaño de las mafias que gestionan las pateras, que cobran grandes sumas, que cuesta mucho tiempo y esfuerzo reunir y desaparecen con el dinero. Harouna cuenta que hay personas que han pagado hasta 6 veces sin lograr embarcar. “Pero la gente quiere salir, porque está desesperada. Está viendo cómo los hermanos mayores quitan la comida a los pequeños”, recuerda con dolor.

A los 16 años, consiguió embarcar en una patera, sin saber si llegaría a puerto o su camino terminaría en el fondo del mar. “Cuando te subes en la patera nadie piensa que va a morir. Nada más subir, piensas que tu vida ya ha mejorado. Dices: ¡Ya estoy dentro!. Y sólo tienes en la cabeza: ¡Voy a llegar a Europa!.

Garba narra sus sentimientos cuando llegó a Lanzarote: “Cuando empiezas a ver las luces piensas: Por fin voy a tener un sueldo. Por fin mi madre ya puede comer dignamente. Ya he triunfado”. Da igual que muchos acaben en el fondo del mar”, asegura.

Sobre el viaje tiene recuerdos terribles, como esa sensación de no llorar por otro compañero muerto en el camino, porque no sabes ni dónde estás. O el recuerdo de otra patera que se estrelló y, de diecisiete personas, sobrevivieron dos.

Ahora se siente muy agradecido por haber tenido una oportunidad de la que carecía en su país y pide inversión en educación. “A mí me falta formación, pero la sociedad ha hecho mucho conmigo y doy gracias a Dios y a España”, concluye.

Esta historia forma parte de ‘Personas de bien’, el proyecto solidario dirigido por Patricia Ramírez y Pedro Herráiz, representante de la ONG Cooperación Internacional, con la colaboración de VidaCaixa, un espacio en el que entrevistan a personas que son un ejemplo por sus valores y sus vidas, influyendo de forma positiva en otras personas, y que destinará los fondos obtenidos a la ONG Cooperación Internacional.