viernes, 26 febrero 2021 10:44

Ciencia sentencia a Simón: sí hay contagio de coronavirus por aerosoles

Era un 23 de febrero. Por aquel entonces, Italia era un mar de lágrimas a causa de los fallecidos y la incidencia del coronavirus. Aquí en España, el Comité de Seguimiento del Coronavirus, del que es portavoz Fernando Simón, insistía: “En España ni hay virus, ni se está transmitiendo, ni tenemos ningún caso”, y añadía, profético, “Sería un poco fuerte hablar ahora mismo de pandemia por coronavirus”. Fernando Simón decía esto del coronavirus el 27 de febrero de 2020 en rueda de prensa: “El coronavirus no es grave, pero no es banal y si los casos tienen factores de riesgo es posible que alguno fallezca”. España ya tenía por entonces 14 infectados oficiales. Nueve meses después, la pandemia ha modificado todos los planes mundiales, y ha venido a ratificar una por una las erróneas valoraciones y estimaciones de Simón, convertido para algunos en héroe y para otros en parte responsable de la situación actual que atraviesa España. Hoy, el Ministerio de Ciencia ha sentenciado otra de las grandes máximas de Simón durante estos meses: sí hay evidencias científicas de que el coronavirus se contagia por aerosoles.

CIENCIA PUBLICA LA SENTENCIA CONTRA SIMÓN: LOS CIENTÍFICOS APUNTAN AL CONTAGIO EN EL AIRE

El informe sobre el que se basa la publicación del Ministerio de Ciencia está firmado el 29 de octubre, y hace referencia a las vías de trasmisión que cree la OMS como probadas en la transmisión y contagio del coronavirus. Así, se indica en el texto “Las agencias de salud pública de EE.UU., Alemania y Reino Unido coinciden en señalar la inhalación de aerosoles como una de las principales vías de contagio del SARS-CoV-2”. No se trata de una única fuente, ni siquiera de un único estudio sino de diversos estudios paralelos en diferentes puntos del planeta. Es más, la conclusión de estos científicos es las siguiente: “Existe una evidencia significativa sobre la transmisión de la infección por SARS-CoV-2 por vía de aerosoles. Hay también un apoyo sustancial de la comunidad científica a la posibilidad de que sea la forma de transmisión dominante, y a que sea la forma más habitual de contagio en eventos de super-propagación. Existe una falta de evidencia que apoye la importancia de la vía de las gotículas, y es bien posible que esta vía haya sido sobreestimada”.

Los autores de dicho informe, encargado por el propio Ministerio, son: Antonio Alcamí, Margarita del Val, Miguel Hernán, Pello Latassa, José Luis Jiménez, Xavier Querol, Ana Robustillo, Gloria Sánchez y Alfonso Valencia.

LO QUE DECÍA SIMÓN EN JULIO

“Había documentos de un grupo de científicos, –casi todos si no recuerdo mal creo que eran del área ambiental–, con el cual trataban de justificar la transmisión por aerosoles del coronavirus. El documento que se envió lo leí. Es un documento muy sencillo en el que hacen alusión a algunos artículos. A mí se me quedaba un poco cojo para tomar una decisión de esa envergadura, pero dicho esto sí que es cierto que la trasmisión por aerosoles asociada al coronavirus la conocemos, pero la conocemos asociada a situaciones particulares: maniobras que se realizan sobre pacientes con alta carga viral, que generan aerosoles, obviamente son de riesgo. Sabemos que en ambientes cerrados donde hay un gran número de pacientes con coronavirus hay un alto riesgo de infección.”, Fernando Simón en rueda de prensa el 9 de julio de 2020.

“Es difícil saber si es por el coronavirus o porque hay un alto número de pacientes con altas cargas virales que pueden contaminar cualquier superficie y con los cuales el médico difícilmente puede mantener distancia de seguridad. Sabemos que en alguna situación concreta alguna de las hipótesis para explicar cómo se ha producido transmisiones en sitios particulares incluyen la posibilidad de transmisión por aerosoles. Lo cierto es que hay alguna evidencia que implica esa posibilidad en el ámbito más comunitario, pero desde mi punto de vista ahora mismo no es mucha ni es muy sólida. Si hay algún estudio que salga en los próximos días que pueda apoyar más esta posibilidad habrá que verlo. “, Fernando Simón sobre las evidencias científicas esgrimidas por sus críticos, en rueda de prensa el 9 de julio de 2020.

“VA A SER DIFÍCIL PROBARLO CON CERTEZA”

“Sí que es cierto que la evolución de la epidemia y las medidas que se han estado tomando para controlarla, incluso sin decir si hay transmisión por aerosoles a nivel poblacional, han servido para controlarla en todos los países donde se han aplicado. En este caso sería una cuestión más cosmética el decir si reconocemos o no que haya transmisión por aerosoles a nivel comunitario. Va a ser muy difícil probarlo con certeza, pero sí que es cierto que generaría mucha discusión sobre si habría que implementar más medidas de control que hasta ahora no han sido necesarias. No es una decisión fácil de tomar el hacer ese reconocimiento de transmisión por aerosoles a nivel comunitario, global. La OMS tendrá que pensarlo con mucho cuidado”. Fernando Simón en rueda de prensa el 9 de julio de 2020.

DE LA FASE DE ESTABILIZACIÓN A LA SITUACIÓN MUY GRAVE:

“Da la sensación de que sí podríamos estar en esa fase de estabilización previa a un posible descenso, que tendremos que evaluar en los próximos días y semanas”. Esta frase corresponde a la rueda de prensa de Fernando Simón del 15 de octubre de 2020. Tan solo cuatro días más tarde se rendía a las evidencias de los datos: España estaba en pleno ascenso de casos, lo que precipitó que todos los Gobiernos autonómicos dejasen de esperar al Gobierno Central y actuaran con las medidas que podían implementar. Esa  “pequeña tendencia ascendente”, en línea con la situación europea que decía Simón el 19 de octubre también ante los medios, ha dejado este fin de semana más de 500 muertos en toda España.

CONFINAMIENTOS DOMICILIARIOS: DEL NO SERÁN NECESARIOS

La tercera de las negaciones de Simón que han sido fuertemente criticados por la Ciencia, algunos de cuyos máximos exponentes como Margarita Val, que firma el informe que ha difundido hoy el Ministerio de Ciencia, es la necesidad de confinar a la población o no. Fernando Simón se resiste a recomendar públicamente el confinamiento domiciliario. O al menos así lo ha mantenido hasta el día de ayer, cuando en la rueda de prensa tras la reunión del famoso Comité de Seguimiento, se abría a esa posibilidad pero solo para determinados grupos de edad, como por ejemplo los más vulnerables (mayores de 70 años y enfermos). Simón valoraba que en Asturias, por ejemplo, se había adoptado ya este tipo de medidas, restableciendo las franjas horarias. Sin embargo, sigue en sus trece en cuanto al confinamiento total de la población: “Probablemente el confinamiento domiciliario no llegue a ser necesario en España”.

MAYORES Y CIENTÍFICOS CHOCAN CON SIMÓN

Las asociaciones de personas mayores han puesto el grito en el cielo, y también los psicólogos. Las personas mayores sufren más la ausencia de los familiares, sobre todo cuando se ven solos. Cada día se conocen nuevos casos de ancianos que están falleciendo solos en sus domicilios. Como sociedad, esto debe hacernos reflexionar si no existen medidas paliativas menos gravosas.

En este tema, incluso los virólogos se muestran preocupados, no por las medidas gubernamentales, sino por la actitud de la población. Esto decía Margarita del Val en eldiario.es hace tan solo un mes, avisando que nos conducimos a un nuevo confinamiento: “Lo peor es que nos hemos dedicado a la hostelería, a comer, a beber, perdiendo la distancia y quitándonos la mascarilla antes de sentarnos. Y la higiene de manos la hemos mantenido, pero al compartir el plato de aceitunas no nos lo tomamos en serio. No ha habido tampoco cuarentenas preventivas, las personas se han ido de vacaciones y no han estado antes 15 días separados”.