domingo, 20 junio 2021 04:43

El PSOE valenciano se compromete a que no se suban los sueldos de cargo público

El PSPV ha asegurado que “no se van a subir los sueldos” a los cargos públicos y ha acusado al PP de hacer “demagogia, cinismo e hipocresía” con esta cuestión, mientras que Unidas Podemos ha considerado que en este momento de crisis por la pandemia “no se debería producir la actualización automática de sueldos” y ha afirmado que planteará una enmienda a los presupuestos para impedirlo “si es necesario”.

Así se han manifestado la portavoz adjunta de los socialistas, Carmen Martínez, y la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, en declaraciones a los medios previas a la Junta de Síndics en Les Corts. Davó ha manifestado que, de producirse esta actualización, los miembros de Unides Podem no se la aplicarían, mientras que Martínez ha considerado que esta cuestión “no está encima de la mesa” y que “ya veremos si se aprueba”.

En el mismo sentido se ha expresado también el síndic socialista, Manolo Mata, en la rueda de prensa posterior a la Junta, en la que ha asegurado que en la memoria del presupuesto de 2021 se “manifiesta con claridad” que no se va a aplicar la subida del 0,9% prevista por el Gobierno de España para 2021 para los altos cargos, y ha apuntado que espera que esta decisión no les haga “seguir perdiendo altos cargos” debido a la diferencia de salario entre funcionarios de alto rango y altos cargos.

“El año pasado 6.000 funcionarios cobraban más que el president Puig, este año igual serán 8.000”, ha agregado, al tiempo que ha defendido que el Consell está entre los cinco gobiernos autonómicos con los sueldos más bajos, y ha destacado que la actualización de sueldo de los empleados de las administraciones públicas que preveía el gobierno en 2020 (del 2%) “no se ha podido trasladar hasta la fecha”, y que los funcionarios “no han recibido ese 2%”.

Por su parte, Davó ha defendido que en esta situación debido a la pandemia “no se debería producir la actualización automática de sueldos” y ha afirmado que planteará una enmienda a los presupuestos para impedirlo “si es necesario”. Además, ha adelantado que, de aprobarse, los altos cargos de su formación no se la aplicarían.

COMPROMÍS QUIERE “VINCULAR” LA ACTUALIZACIÓN

Por parte de Compromís, su síndic, Fran Ferri, ha considerado “positivo” que se vincule el sueldo de las personas que trabajan en la adminitración pública a “alguna cosa concreta”, y que estas subidas “no sean algo decididas por el gobernante de turno”.

Tras la Junta, Ferri ha apostado porque haya “consenso político” sobre “de qué manera se actualizan los salarios” de los representantes públicos para que no sea “una decisión que tengan que tomar los representantes públicos”.

Por ello, ha abogado por un “acuerdo” que “dejara fuera del debate político el tema de las actualizaciones” y por un “consenso general” ya que “igual que las personas trabajadoras pierden poder adquisitivo, también lo pierden aquellas que se dedican a trabajar en la administración pública”.

OPOSICIÓN: “INAPROPIADO”, “VERGONZOSO” E “INDECENCIA”

Por parte de la oposición, el portavoz adjunto de Vox, José María Llanos, ha considerado “cuanto menos inapropiado” que se aplique esta “subida del 2% a los sueldos de los altos cargos” ya que “en momentos de grave crisis, no es una medida ética, política y no desde luego para la ciudadanía”.

Desde Ciudadanos, el síndic Toni Cantó ha considerado “vergonzoso” que se plantee esta actualización, y ha criticado que “después del bochornoso espectáculo que está ofreciendo el Botànic estas semanas solo se pongan de acuerdo para subir impuestos y para subirse el sueldo”. Así, ha indicado que en los lugares donde gobierna Ciudadanos han “renunciado” a este incremento.

Por parte del PP, la portavoz adjunta, Elena Bastidas, ha aseverado que en un momento de crisis sanitaria, económica y social es una “doble indecencia” plantear esta subida y la de los impuestos. También ha apuntado que en otras comunidades “ese dos por ciento no se va a aplicar” y que “no se le puede estar pidiendo sacrificios a la gente” cuando “sus propios responsables no están a la altura”.

SUBIDA EN CORTS

Respecto a la aplicación de esta subida en el salario de Les Corts, la representante del PP ha explicado que “no renunciaron porque técnicamente no se podía renunciar”, pero que sí “donó a las entidades que cada uno de los diputados considerase” ese “exceso que no les correspondía”.

Preguntada respecto a hasta qué momento renunciarán a este tipo de acutalizaciones salariales, Bastidas ha dicho: “No sé lo que puede pasar el día de mañana, eso es política ficción, pero no parece coherente estar pidiendo sacrificios a la gente que está pasando estrecheces mientras se suben el sueldo”. “Mientras esa situación no se corrija, no estaremos en condiciones de subirnos el sueldo, no es el momento ni muchísimo menos”, ha agregado.

Al respecto se ha pronunciado también la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, que ha indicado que sí se aplicó la subida del 2% prevista para 2020 a principios de año, pero que se ha rechazado incluir la de 2021, del 0,9%.

Davó ha contradicho a Bastidas, y ha indicado que “cada persona puede hacer una renuncia” aunque el aumento “técnicamente tenía que aparecer n la nómina”, y ha defendido que los grupos del Botànic devolvieron a las actas publicas “ciertos conceptos que no se podían quitar del salario”. “Otra cosa es la revalorización, ahí í que se puede pedir la paralización y de hecho, se hizo por unanimidad” en la comisión de Gobierno Interior.

Por otro lado, el síndic de Compromís, Fran Ferri, ha afirmado que Bastidas “no se entera muy bien de lo que está haciendo su grupo”, y ha considerado que se refería a la renuncia de parte del salario que hicieron los grupos durante el confinamiento, cuando se renunció a los plus por desplazamiento”.

En términos similares se ha manifestado Mata, que ha indicado que “durante 2020 todos los diputados han cobrado el 2%”, y ha apuntado que el grupo socialista “donó 25.000 euros” por razón de la Covid. También ha considerado “miserable” plantear esta cuestión por parte de grupos “con asesores en ayuntamientos y diputaciones que ganan más que el president Puig”.