domingo, 20 junio 2021 05:37

Bruselas aprueba el acuerdo con Pfizer y Biontech para comprar 300 millones de vacunas

La Comisión Europea ha dado este miércoles ‘luz verde’ al acuerdo que ha alcanzado con las farmacéuticas Pfizer y Biontech que los Estados miembros puedan comprar hasta 300 millones de dosis de su futura vacuna contra la Covid-19, que según ambas compañías tiene una eficacia superior al 90%.

El colegio de comisarios ha aprobado dicho contrato, que será firmado en los próximos días. En concreto, abre la puerta a los Estados miembros para adquirir 200 millones de dosis de la futura vacuna una vez sea autorizada y da la posibilidad de solicitar 100 millones de dosis adicionales.

Una vez finalizado el procedimiento, las dosis de la futura vacuna de estas dos compañías farmacéuticas será distribuida entre los socios comunitarios en función del tamaño de su población. Cada uno de los gobiernos decidirá cómo distribuye las dosis internamente y a qué grupos de población vacuna primero.

La vacuna de Pfizer y Biontech forma parte de la cartera de posibilidades que la Comisión Europea está diseñando para los países europeos una vez que demuestren ser seguras y eficaces para tratar la enfermedad ocasionada por el coronavirus SARS-CoV-2.

En concreto, el Ejecutivo comunitario ya ha firmado contratos definitivos con tres farmacéuticas –AstraZeneca (300 millones de dosis), Sanofi-GSK (300 millones de dosis) y Johnson & Johnson (200 millones de dosis)– y mantiene conversaciones avanzadas con CureVac y Moderna.

La comisaria de Salud, Stella Kyriakides, ha valorado que el anuncio sobre la efectividad de la vacuna de Pfizer y Biontech es “extremadamente importante” y, aunque ha evitado comentar una fecha en la que esté disponible en la UE, ha dicho que tenerla a finales de este año o principios de 2021 “sería un escenario positivo”

“Es un proceso y ahora esperamos los resultados”, ha subrayado en cualquier caso la chipriota antes de recordar que toda vacuna debe ser autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Kyriakides también ha admitido que mantener la cadena de frío que exige la vacuna de Pfizer y Biontech será un “desafío” logístico para los Estados miembros, con los que trabaja “desde el principio” para que sean capaces de lograr que cualquier vacuna llegue “lo antes posible” a sus ciudadanos.

LA VACUNA NO SERÁ “UNA BALA DE PLATA”

La responsable de Salud del Ejecutivo comunitario ha asegurado ser “consciente” de las expectativas que ha suscitado el anuncio de Pfizer y Biontech sobre su vacuna, pero ha advertido de que incluso cuando sea autorizada “no será una bala de plata que hará desaparecer la Covid-19 de un día a otro”.

“Tenemos que lanzar el mensaje claro de que incluso cuando una vacuna esté disponible, habrá que continuar con las medidas hasta que podamos alcanzar a una parte significativa de la población”, ha remarcado Kyriakides.

“La esperanza existe pero quiero lanzar ese mensaje. Es extremadamente importante protegernos a nosotros mismos y también a los más vulnerables”, ha insistido.