miércoles, 16 junio 2021 22:38

Barbón admite que Asturias no está consiguiendo “doblegar la curva” a pesar de las medidas restrictivas

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha admitido este jueves que la región no está consiguiendo “doblegar la curva” de contagios a pesar de haber aplicado medidas restrictivas como el cierre de la hostelería y la actividad no esencial.

En una entrevista en Onda Cero, el presidente asturiano ha dicho que la razón que esgrimen los expertos en epidemiología para que los contagios sigan incrementándose es que Asturias no sigue el patrón del resto de CCAA españolas, sino de los países europeos. Estos, ha explicado, en la primera ola “frenaron más rápido” los contagios y tuvieron un verano “tranquilo” que dio paso a un crecimiento “exponencial”.

En el caso de Asturias, Barbón cree que “quizá haber controlado mejor la primera fase” ha hecho que se haya “bajado la guardia” más que en otros territorios nacionales que lo pasaron peor. “Sabíamos que iba a haber una segunda ola, pero nunca imaginamos esta”, ha reconocido.

Después de haber cerrado perimetralmente la Comunidad y sus tres principales ciudades, y haber decretado la suspensión de la actividad en la hostelería y la actividad comercial no considerada esencial, el presidente asturiano considera que “pocas medidas más quedan por adoptar“, ante la negativa del Ministerio de Sanidad a autorizar el confinamiento domiciliario.

En este punto, Barbón ha explicado que el Ministerio es reacio al confinamiento porque “están convencidos” de que las medidas aplicadas hasta ahora “tendrán efecto” sin necesidad de llegar al confinamiento.

En una semana en la que el total de personas ingresadas en planta y UCI sigue aumentando –757 en planta y 128 en UCI–, el dirigente autonómico ha informado de que el hospital provisional ubicado en el recinto ferial Luis Adaro ya está habilitado y listo para recibir a los primeros pacientes.

Ha explicado que para atender a los enfermos que sean derivados a este hospital, no se va a contratar a más médicos ni personal de enfermería porque “ya no hay” capacidad para ello. “No porque no queramos, sino porque ya no hay en las bolsas de empleo”, ha asegurado, después de recordar que Asturias ha contratado a 1.700 profesionales sanitarios en un año.

Sí se harán contrataciones de técnicos y auxiliares para asistir al Luis Adaro, a donde se derivarán sanitarios asturianos que están doblando turnos y que se están presentando voluntarios para este destino provisional.

Por otro lado, en relación a las consecuencias económicas del cierre de la actividad comercial, el presidente ha explicado que esta tarde se abordará en el seno del comité de crisis creado durante la pandemia la posibilidad de “flexibilizar determinadas cuestiones del pequeño comercio”.

“Somos conscientes de las consecuencias económicas“, ha dicho, pero ha insistido en que, con la población más envejecida de España, en Asturias “siempre tenemos que anteponer la salud y pensar en los mayores”.

En relación al cierre de la hostelería, Barbón, que ha comunicado que este jueves sabrá el resultado de la segunda PCR que se realizó tras ser contacto estrecho de un positivo, ha subrayado que es necesario limitar la movilidad y la interacción social. “Por desgracia en la hostelería interactuamos”, ha evidenciado, señalando que el cierre de bares y restaurantes no responden a una “criminalización del sector”.

Además,  Adrián Barbón, ha reconocido este jueves que le gustaría que el Gobierno “no tuviera que llegar a multipactos” con fuerzas como Bildu para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2021. “Me hubiera gustado más que el PP hubiera colaborado para no tener que llegar a este tipo de acuerdos”, ha enfatizado.

“Creo que los socialistas en general anteponemos que en estos momentos tiene que haber presupuestos sí o sí”, ha dicho, para después subrayar que los presidentes autonómicos necesitan los Presupuestos para salir de la pandemia y sus consecuencias económicas.

Para conseguir estos presupuestos, ha dicho que le habría gustado más ver actitudes “responsables” de partidos como el PP, que podría haber “pactado una abstención”. Sobre el acuerdo con Bildu, ha asegurado que “ninguno” de los socialistas, si pudiera elegir una opción que asegurara los presupuestos, escogerían esta.

En su lugar se ha mostrado convencido de que el Gobierno “quiere sumar al acuerdo” a Ciudadanos.