viernes, 15 enero 2021 17:10

Montero busca recuperar el voto ‘antifa’ recordando el asesinato de Palomino

Desde Unidas Podemos pierden apoyos. No muchos, pero sí que se han dejado unos cuantos votantes, según las encuestas. Por eso, la nueva estrategia de la formación morada pasa por recuperar ese espíritu antifascista que habían abandonado desde que pisaron moqueta. Ahora, con esta nueva faceta, han revivido nada menos que el asesinato de un antifascista a manos de un neonazi para retomar esa “lucha” a la que tanto hacen referencia. Y quien ha abierto la veda con esta nueva chaqueta ha sido la ministra de Igualdad, Irene Montero, que habla de “memoria viva” y de que “no olvidamos”.

Carlos Palomino era un militante antifascista de 16 años. Fue asesinado por el neonazi Josué Estébanez cuando iba a una movilización contra el racismo. 13 años después, la memoria de Carlos sigue viva en cada paso que damos por un país más justo y con derechos. No olvidamos”, ha comentado la ministra. Entre los grupos antifascistas que vivieron esta tragedia no entienden demasiado que Unidas Podemos pretenda hacer electoralismo con este asesinato, tal y como ha podido comprobar MONCLOA.COM. Pero Irene Montero no ha querido desligarse de un sentir popular en los sectores antifascistas, especialmente después de que la Gran Vía de Madrid se decorara con una pancarta que recordaba a Palomino.

En Unidas Podemos llevan tiempo buscando la forma de recuperar la simpatía de los sectores antifascistas que tanto se han alejado de la formación morada desde que pisaron moqueta en La Moncloa. Estos grupos y pequeñas formaciones nunca han sido hooligans de el partido de Montero, pero sí que se hizo popular la afirmación de que era el mal menor. Podemos consiguió despertar a un electorado que hasta el momento no había hecho acto de presencia en la democracia. Pero ahora les están abandonando tras convertirse en la casta que tanto habían criticado.

El asesinato de Palomino fue muy sonado entre estos grupos y la ministra de Igualdad ha interpretado que hacerse eco del sentir de estos sectores ayudaría al partido a acercar posturas con los antifascistas. Lo que ha sentado mal en algunos grupos comunistas es que la ministra se haya identificado con ellos. “No olvidamos”, dice. Una afirmación que no comparten muchos. Pues años anteriores la ministra no se ha acordado del asesinato de un antifascista a manos de un neonazi. Una puñalada en el corazón directa fue suficiente para acabar con la vida de este joven de 16 años.

La pandemia ha pasado factura al PSOE y a Unidas Podemos. Los socialistas tiene un perfil de voto más de centro y puede perder por ambos lados. Sin embargo, la lectura de la formación morada es bien distinta, ya que consideran que los sectores más radicales les han abandonado y se suman a esos 1.039.844 votos que pierden, según la última encuesta electoral de NC Report para el diario La Razón.

Los sondeos apuntan de media a que la formación morada perdería entre uno y dos puntos de voto. Es decir, que el vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se ha dejado un millón de votos en un año, algo intolerable para el partido si quiere seguir teniendo peso en la política nacional. Así que, por qué no, Montero ha optado por intentar seducir mediante guiños a los sectores antifascistas aunque no parece que estos grupos políticos tengan intención de votar a un partido que se ha convertido en lo que tanto criticaba.

También se ha dejado notar esta estrategia por parte de Más País, el rival directo de Unidas Podemos en cuanto al electorado. Los guiños a los 13 años que han pasado desde el brutal asesinato del antifascista Carlos no solo ha sido recordado por Unidas Podemos de la mano de Montero, también hay otros grupos políticos que han buscado la forma de rentabilizar este recuerdo a nivel electoral. Algo que no gusta a los grupos políticos antifascistas.