lunes, 18 enero 2021 13:53

Cocina los mejores espaguetis al ajillo con esta fácil receta

Hoy os vamos a enseñar a preparar una receta de pasta muy sencilla y muy sabrosa, que además puede venir muy bien para adaptarla a otras preparaciones. Se trata de unos espaguetis al ajillo, una receta rápida de pasta que se basa en la receta original de espagheti aglio, olio e peperonccino tradicional italiana.

INGREDIENTES

400 gramos de espaguetis
6 cucharadas de aceite de oliva
3 guindillas
8 dientes de ajo
Unas ramitas de perejil fresco
Sal y pimienta negra molida.

Cocina los mejores espaguetis al ajillo con esta fácil receta divida en cinco pasos:

Primer paso

Comenzaremos cociendo los espaguetis en una olla, con abundante agua hirviendo con sal, una hoja de laurel y un chorrito de aceite de oliva. Cocer al dente unos 8/10 minutos.

espaguetis

Curiosidades entre paso y paso: sobre al dente

Seguro que esta palabra palabra la debéis haber escuchado miles de veces y muchos suelen desconocer en qué se basa realmente y como se lleva a cabo este término gastronómico. Lo que realmente significa ‘al dente’: Es un estado de cocción de la pasta basado en que, estando cocida, ofrece firmeza de algún tipo al ser mordida. La pasta queda firme pero no dura.

Consejos a tener en cuenta para conseguir una pasta al dente:

No se debe cocinar demasiado, de lo contrario se arruinará. El tiempo de cocción varía según la calidad y grosor de la pasta usada pero también influye la calidad del agua, la intensidad a la que se haya activado el fuego y el tipo de recipiente donde se hayan depositado. La pasta estará al dente cuando esté cocida por dentro, esto no significa que esté suave por fuera, normalmente se retira del fuego algo firme.
Probar la pasta después de seis o siete minutos. En ese momento todavía debería estar un poco dura. Lo mejor es soplarla para enfriarla antes de probarla, así se evita quemarse la boca.
También se puede romper un trozo de pasta a la mitad y observar la sección cortada; la pasta al dente está cocida en su mayor parte con una pequeña sección de pasta cruda en el centro”.
No enjuagar la pasta con agua fría: cuando la pasta esté al dente, no se debe enjuagarla con agua fría, a menos que estamos por preparar ensalada fría. De lo contrario, provocaremos que pierda el almidón necesario para que se adhiera la salsa.