lunes, 1 marzo 2021 02:06

Andalucía confía en que la Navidad “pueda ser lo más normal posible”

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha insistido en que se ha producido una “leve mejora”, aun “no suficiente” en los datos de evolución de la pandemia del COVID-19 en la comunidad autónoma y ha esperado que la Navidad “pueda ser lo más normal posible”, teniendo en cuenta, no obstante, la situación sanitaria actual.

En su intervención en un encuentro-coloquio virtual organizado por SUR en Marbella (Málaga), ha señalado que la incidencia acumulada en Andalucía, y en Málaga concretamente, es menor que días atrás. Así, en el conjunto de la comunidad autónoma la tasa es de 507 por cada 100.000 habitantes, por encima de la media de España; y de 280 en la provincia de Málaga, por debajo del país, ha relatado.

Así, el número de hospitalizados actualmente es de 2.785, según Bendodo, quien ha destacado que “por fin” se ha bajado de las 500 hospitalizaciones, con 488 en estos momentos. “Tenemos 700 hospitalizaciones menos que en el pico de la segunda ola, 3.400 llegamos a tener a principios de noviembre“, ha recordado.

En el caso de Málaga, son 365 los hospitalizados por COVID, 51 en UCI. Por ello ha reiterado que los últimos 15 días la aplicación de las nuevas medidas de restricción de la Junta de Andalucía “han dado resultado, dentro de su complejidad”.

“Reduciendo la movilidad se reducen los contagios y la actividad económica también, ahí está el gran problema“, ha sostenido, al tiempo que ha dicho que hacer un esfuerzo este mes de noviembre implica “que podamos salvar diciembre y la campaña de Navidad”; y que se pueda ampliar la movilidad pero insistiendo en que “algunas cosas no van a ser iguales”.

La pandemia, ha dicho, “evoluciona por días y no se puede planificar nada más que a corto plazo”. Así, ha vuelto a valorar que las medidas de restricciones dan resultado: “La tendencia es ahora de una leve mejora, no suficiente”, ha dejado claro.

Bendodo ha aportado un dato sobre que muchos de los contagios de personas de más edad se deben a los jóvenes de su entorno y ha apuntado a Granada, donde hace días el 65 por ciento de los pacientes en la UCI eran personas contagiadas por sus hijos: “Esa es la verdad. Los que somos jóvenes nos creemos indestructibles y que si nos contagiamos lo pasamos sin síntomas o de forma leve, puede ser posible, pero cuando nos juntamos con un padre, una madre o un abuelo ellos no lo pasan sin síntomas y en algunos casos han muerto”, ha lamentado.

El también portavoz del Gobierno andaluz ha asegurado que Andalucía “está preparada para empezar a vacunar a los andaluces a partir de enero”, recordando que, como ya hay experiencia de lo que ocurrió con las mascarillas, la región ya ha comprado 25 millones de jeringuillas para aplicar la futura vacuna.

Por último, ha valorado el anuncio del presidente de destinar 21 millones de euros a ampliar la cobertura de la vacuna contra el neumococo, enfermedad respiratoria asociada con el coronavirus, con el objetivo de poder alcanzar a las 925.000 personas de la comunidad con entre 60 y 69 años, donde se concentra el mayor número de ingresos en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) relacionados con el COVID-19.