domingo, 28 febrero 2021 16:50

Euskadi propone “menos permisividad” con las cabalgatas

El Gobierno Vasco ha propuesto una redacción “más contundente” y “menos permisiva” de algunas de las medidas contempladas en la propuesta del Gobierno central sobre las restricciones frente al covid-19 para las próximas navidades, como las referidas a la celebración de cabalgatas o al número máximo de personas que pueden reunirse en comidas y cenas, mientras que ha sugerido suspender las tradicionales carreras populares de ‘San Silvestre’.

Esta propuesta ha sido planteada por la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, en la Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado este miércoles.

Sagardui ha reclamado que cada comunidad autónoma tenga la capacidad de “interpretar y adaptar”, en función de su propia realidad y situación epidemiológica, los contenidos del acuerdo en torno a este plan de medidas para las próximas navidades.

Entre los planteamientos recogidos en el documento aportado por Sagurdui se incluye la sugerencia de que se dote de una redacción “más contundente” a la hora de desaconsejar la celebración de cabalgatas en movimiento o eventos multitudinarios, y plantear alternativas de celebraciones “seguras” de los actos tradicionales “con adecuación a la costumbres de cada comunidad”.

El Ejecutivo autonómico recomienda una redacción “menos permisiva” que la recogida en el borrador del Gobierno español respecto a eventos como cabalgatas y similares, y a pruebas deportivas como las carreras populares del día de San Silvestre (31 de diciembre). El Gobierno autonómico considera que “debería quedar claro que la recomendación es la no celebración este año de este tipo de eventos”.

Respecto al máximo de seis personas establecido para agrupaciones de personas en las tradicionales cenas o comidas navideñas, y ante las dudas surgidas en este sentido, el Ejecutivo considera que los menores de edad deberían estar incluidos en dicho cómputo.

Además, se propone modificar el segundo párrafo del artículo dos del borrador, en el que se indica que “se recomienda evitar o minimizar las reuniones en el ámbito social (celebraciones del trabajo, antiguos alumnos, clubes deportivos). El Gobierno Vasco propone sustituir la recomendación de “evitar o minimizar” estas reuniones por la recomendación de “no celebrarlos”.

“LLAMAMIENTO A LA MOVILIDAD”

Por otra parte, se recomienda eliminar del artículo tres el apartado del borrador que indica que “se evitarán como norma general aquellos viajes que no sean estrictamente necesarios”, al considerar que esta advertencia constituye en realidad “un llamamiento a la movilidad”.

Además, considera “conveniente” establecer un criterio sobre los confinamientos perimetrales de las comunidades autónomas. También se propone eliminar de este punto las alusiones a las condiciones que deben cumplir los viajeros que lleguen o salgan de España, al considerar que pueden ser entendidas como “una invitación a viajar”.

En el caso del punto cuarto del borrador, se recomienda añadir una idea final al párrafo que indica que “una vez en casa, [los ciudadanos]deben tratar de limitar los contactos, interactuar sobre todo al aire libre en lugar de en el interior y usar mascarillas”. El Ejecutivo vasco plantea complementar esa advertencia con el mensaje de que los referidos ciudadanos deben “atenerse a las medidas preventivas en vigor en cada Comunidad Autónoma”.

EVITAR “FIESTAS” EN LA CALLE

La propuesta del gabinete de Iñigo Urkullu propone añadir una idea final al punto que amplía hasta la una de la madrugada el horario de libre movilidad los días 24 y 31 de diciembre. El Ejecutivo autonómico pretende establecer que esta ampliación tenga por objeto “facilitar el desplazamiento al domicilio habitual”, y que “en ningún caso” debe ser “para la celebración de encuentros o fiestas en la vía pública”.

Por otra parte, en lo que se refiere al punto siete del borrador, se sugiere una redacción “más contundente” a la hora de desaconsejar la celebración de cabalgatas en movimiento o eventos multitudinarios, y plantear “alternativas de celebraciones seguras de los actos tradicionales con adecuación a la costumbres de cada comunidad”.

Además, indica que en actos como visitas a portales de belén o conciertos navideños “debería aclararse” con respecto a qué aforo de referencia se establece la limitación de la asistencia al 50%.

A su vez, se pide que se suprima el punto ocho del texto original del Ministerio de Sanidad, que establece en qué condiciones podrían celebrarse pruebas deportivas como las carreras de San Silvestre. El Gobierno Vasco pide que se elimine este apartado del borrador porque este tipo de eventos deportivos “ya están suspendidos”, y defiende que sigan estándolo.

También se reclama la eliminación del último párrafo del punto nueve, que establece que “las actividades culturales cumplen las medidas de seguridad y son una alternativa de ocio seguro también en Navidad”.

“PICOTEO” EN BARES

Otra de las propuestas consiste en indicar que los establecimientos hosteleros “seguirán las normas de prevención y restricción vigentes en cada comunidad autónoma”. En el caso de que no estén sometidos a cierre, se plantea que se adecuen a una serie de criterios. Entre dichos requisitos, el Ejecutivo autonómico plantea eliminar la referencia que hace el borrador a que se “evite el picoteo”.

En el caso del punto doce, referido a los establecimientos comerciales, se pide eliminar el límite de entrada a un solo cliente a los locales que no puedan garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad.

Asimismo, se solicita la supresión del párrafo que plantea que “se debe trabajar en coordinación con las entidades locales y promover la compra en el pequeño comercio, de vecindad, ya que favorece la disminución de las aglomeraciones, la realización de compras escalonadas en el tiempo y se minimiza la movilidad”.

Por otra parte, el Gobierno Vasco lamenta que el punto 13, referido a los centros socio sanitarios, establezca medidas para la realización de test para residentes, pero que no diga “nada” en cuanto a trabajadores o visitas.

El Ejecutivo autonómico pide, asimismo, que se suprima el apartado que establece que “se favorecerá un reparto del espacio público que promueva las actividades que se realizan caminando o en bici en las cercanías del domicilio, mediante la peatonalización de espacios, la creación de carriles bici o el mantenimiento de los parques abiertos”.

También se solicita que en el punto 15, que alude a la necesidad de “seguir” las recomendaciones de estrategias comunicativas del Consejo Interterritorial, se aclare que dicho seguimiento es “una opción voluntaria” que las comunidades autónomas podrán seguir “de acuerdo a su realidad y estrategia de comunicación”.

Por otra parte, el Ejecutivo vasco subraya que “no comparte” el sentido del punto 16 del borrador, relativo a la coordinación entre federaciones de municipios de las distintas comunidades autónomas.

En la propuesta del gabinete de Iñigo Urkullu se establece, finalmente, que “debe subrayarse con más claridad” que el acuerdo en torno a estas medidas que se alcance en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Sanidad “es un acuerdo de bases que cada comunidad autónoma interpretará y adaptará según su propia realidad y consideración de su situación epidemiológica”.