domingo, 7 marzo 2021 12:37

El presidente de la APM asegura que no hay que seguir “las directrices del Gobierno”

El anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el que dejaba clara su intención de controlar a los medios de comunicación que publicaran información que, a su juicio, es falsa, ha levantado muchas asperezas. Hay quien habla del Ministerio de la Verdad de Orwell. Y hay quien directamente asegura que el Gobierno pretende censurar a los medios que son contrarios a su doctrina. En cualquier caso, Juan Caño, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, no ve con buenos ojos este nuevo plan que pretende aplicar el Gobierno.

En una entrevista para el diario Merca2, Caño ha asegurado que en España “no existe esa unión que la asociación de la prensa predica”. Es decir, que añora que todos los periodistas fueran capaces de unirse cada vez que se produjeran situaciones como las que se han visto durante estas elecciones en Estados Unidos, donde una cadena directamente cortó el discurso del expresidente de EE UU Donald Trump por asegurar que había manipulación electoral. “Y que aquí también se han producido en muchas ocasiones”, comenta el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Caño ha recordado en su entrevista para Merca2 que ha habido muchos plantes de fotógrafos, pero insiste en que se necesitarían más cuando los periodistas observen que los políticos se desvían del camino correcto. Pero, ¿cómo se puede conseguir si precisamente ahora el Gobierno quiere intervenir en los medios? Algo a lo que el presidente de la APM se ha mostrado más que rotundo: no siguiendo las directrices del Gobierno, no siguiendo lo que dice”.

El presidente del Gobierno anunció que se crearía un comité para vigilar las noticias falsas. Quién formará ese comité y con qué criterios aún es un misterio. Pero bueno, el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid tiene claro que lo pondrán constantemente bajo la lupa. “Se va a vigilar de manera extrema cada uno de los pasos de ese comité, se solicitará que se aclaren los componentes, cosa que todavía no se ha hecho. Y cuáles son realmente y de forma precisa las funciones”, detalla.

Desde la Asociación aseguran con rotundidad que es “indudable” la posibilidad de que existan ataques informáticos del exterior a nuestro país mediante el bombardeo de mensajes (centenares o millares) y esto, “es algo que debe pararse”. Pero “bajo esa excusa” no se puede hacer una monitorización de los mensajes que se generan en el propio país y que pueden ser críticos hacia el Gobierno.