domingo, 7 marzo 2021 12:55

ERC ‘desencadenado’ tras conseguir la ‘pasta’ de los presupuestos

Ya es un hecho consumado. El Ejecutivo de coalición PSOE-Unidas Podemos ha conseguido el ‘sí quiero’ de los 180 diputados que necesita para aprobar sus primeros presupuestos, después de casi tres años en el Gobierno. Los últimos en confirmar su adhesión han sido ERC y PNV. En ambos casos, con suculentas contrapartidas a cambio -que votar sí no sale gratis, aunque Ciudadanos haya probado esa vía-. De los dos socios del Gobierno para asentar la legislatura, el que más ruido ha hecho ha sido ERC, en boca de su máximo dirigente en Madrid: Gabriel Rufián, quien anunciada a bombo y platillo que no sólo había conseguido el sí a inyectar dinero en Cataluña, sino que lograba poner sobre la mesa el debate sobre la ‘armonización fiscal’ frente al ‘paraíso fiscal’ madrileño. Nadie ha vuelto a recordar el sí quiero de Bildu… hasta hoy.

Una de las líderes de las juventudes de ERC por la provincia de Lérida, Esther Melgosa, ha tuiteado el error de la jornada: “Yo quiero que vuelva ETA, hicieron muy buen trabajo” publicaba en su perfil de Twitter, en catalán, por supuesto. Rápidamente se le han echado encima todos los ‘constitucionalistas’ y ha puesto en un brete mediático tanto a ERC como al propio PSOE en plena negociación por los presupuestos. Ante la avalancha de críticas recibidas por alabar a una banda terrorista, Esther Melgosa optó por borrar todo su perfil de Twitter.

Según ERC, el partido ha abierto un expediente disciplinario a Melgosa. Las juventudes de ERC también reaccionaron con un comunicado de rechazo a su mensaje:  “Hemos trasladado a la Comisión de Garantías la petición de apertura de un expediente disciplinario a la persona militante número 10.573. Este expediente esclarecerá los hechos y responsabilidades ante la publicación, el pasado 24 de noviembre, de unos tuits desafortunados y reprobables, que en ningún caso representan los posicionamientos de la organización y que el Jovent Republicano rechazamos sin matices”, reza la nota.

EL SÍ ENTRE ERC Y EL GOBIERNO: LOS BENEFICIOS PARA LA FORMACIÓN INDEPENDENTISTA

Gabriel Rufián fue el encargado de anunciar las condiciones del acuerdo con el Gobierno de Pedro Sánchez para los presupuestos: termina con el control financiero del Estado sobre Cataluña que activó el Gobierno del PP en 2015 -según Montoro, ejecutor de la maniobra legislativa, el objetivo era evitar que los recursos que recibía Cataluña fueran a parar a los fastos del independentismo-, y, en segundo término, acabar con el “dumping fiscal de Madrid”.

Así, ERC ha conseguido el compromiso del Ejecutivo para deshacer el entuerto de Montoro, consiguiendo así la máxima libertad para gestionar sus impuestos y distribuirlos en las partidas que estimen. Sin control alguno. La otra cara de la moneda es la presión catalana para que Madrid suba los impuestos y compita de tú a tú con Cataluña -la región con la menor carga fiscal contra la de mayor recaudación-.

LA AMBIVALENCIA ANTE BILDU Y EL ENTORNO DE ETA

Las palabras de la joven de ERC han traído del baúl de la memoria la connivencia entre ERC y EH Bildu. Si bien el partido republicano catalán siempre ha condenado cada uno de los atentados cometidos por la banda terrorista, en los últimos años ha adoptado los eufemismos para referirse al terrorismo etarra. Así, no han dudado en remarcar lo que para ello es un ‘conflicto armado’, adoptando así el ‘relato’ de los terroristas, jugando con el sí pero no de la justificación de ETA en el enfrentamiento con el Estado Español. Todo comenzó con las primeras grandes movilizaciones independentistas. Sin embargo, las mimbres estaban sembradas. Recordemos aquellas reuniones entre Carod Rovira, anterior cabeza de ERC, y el entonces líder de Batasuna -el brazo político de ETA-, Arnaldo Otegi, hoy líder de EH Bildu.

En aquella entrevista, el líder de ERC fue muy criticado por demandar a los interlocutores políticos de ETA que no atentara en Cataluña, olvidándose del resto de la nación. Más recientemente, los partidos independentistas han formado ‘piña’ con los presos de ETA para pedir el acercamiento de presos a Euskadi -sobre todo después de las primeras condenas a los líderes del procés-. Ahora son compañeros en el apoyo a los presupuestos y en conseguir sus réditos electorales regionales. Aún así, todo sigue igual entre ERC y Gobierno.