jueves, 21 enero 2021 14:43

Vox se queda sin influencia en las cadenas públicas: de TVE a Canal Sur

  • Jesús Cintora no ha fichado a ni un solo tertuliano afín a Vox.
  • Javier Negre denunció que Cristina Seguí y él fueron vetados de Canal Sur.
  • Ni una sola televisión pública da voz a la tercera fuerza más votada de España. 
  • Por desgracia, en las televisiones públicas sigue funcionando el reparto de sillas en tertulias. Los directores de algunos de los programas televisivos, con ánimo de no ganarse enemigos, fichan a los contertulios por cuota. Aunque cierto es que en estas cuotas no entra por ahora Vox. 

    Es decir, algunas tertulias funcionan con el siguiente esquema: invitan a un periodista cercano a la doctrina del PSOE, otro a la del PP, otro se mueve entre Unidas Podemos y algunos partidos del nacionalismo periférico y el cuarto puesto recae en Ciudadanos o algún centrista sin adscripción política.

    VOX NO TIENE HUECO

    ‘Las cosas claras’ de Jesús Cintora no cuenta con un solo tertuliano afín a Vox, que cuenta con un numeroso puntal mediático que escribe en La Gaceta: Fernando Sánchez-Dragó, Hermann Tertsch o Alfonso Ussía.

    No encontrarán a ninguno de ellos en las tertulias de Canal Sur a pesar de que el cambio político en Andalucía se produjo gracias a la irrupción de Vox. Y es que Javier Negre denunció que Cristina Seguí y él mismo han sido vetados de una famosa tertulia de la cadena andaluza.

    Tampoco el mensaje de Vox es demasiado audible en cadenas como la TVG, Telemadrid o ETB. Sin embargo la cadena catalana TV3 sí que invita de forma recurrente a los líderes del partido de Abascal a programas como ‘FAQS’ que quizás están interesados en polarizar las relaciones entre España y Cataluña y mostrar que el discurso actual del Gobierno central es idéntico al de Abascal.

    ENFADO DE ABASCAL

    Santiago Abascal ha apostado por el ‘trumpismo mediático’. Y esta estrategia, similar a la de Unidas Podemos, consiste en que Vox se repliegue en sus redes afines y cargue abiertamente contra los medios de comunicación de masas.

    Vox, que según algunas voces es ‘cebado’ por la TVE de Pedro Sánchez como ‘trampantojo’ para conseguir votos para el PSOE, podría pagar la factura que le pasaron hace tiempo a Unidas Podemos cuando al PP le dejó de interesar su presencia.

    Abascal ha apostado por conceder entrevistas a escasos medios (La Gaceta, El Toro TV, Es Radio o Periodista Digital) y abrir guerra contra grupos mediáticos como Atresmedia, especialmente por la línea editorial de La Sexta.

    Pero lo cierto es que Vox no cuenta con ni una sola de las grandes televisiones o ninguna de las grandes cadenas de radio que presten eco a unos mensajes que al menos cuentan con algunos periódicos digitales afines.

    VOX ESTÁ QUE TRINA CONTRA OTEGI

    Vox no está encontrando los medios oportunos para protestar ante el acuerdo presupuestario de EH Bildu con el Gobierno de España. Arnaldo Otegi, muy criticado por Abascal, asegura que “estos Presupuestos son el primer paso para poder mantener la ventana de oportunidad abierta durante tres años. La pelota no está en nuestro tejado, el de los independentistas, sino en el del Gobierno porque este es el único Gobierno que teórica e hipotéticamente puede construir en política social, en política penitenciaria y en modelo territorial una alternativa diferente”.

    “Y si este Gobierno no es capaz de construir en términos democráticos una solución al problema nacional, entonces la pregunta que nos tendremos que formular es si es posible alguna vez o no que haya un Estado que nos respete como pueblos, que respete la plurinacionalidad, que respete nuestro derecho a decidir y que no hipoteque la construcción de sociedades más igualitarias, mejores y más justas en nuestras respectivas naciones”, añade.

    El líder abertzale afirma que tienen “por delante un proceso que nos debe permitir crecer y alcanzar la República vasca y eso pasa hoy por decirle sí a estos Presupuestos. todos aquellos barones que se han manifestado en contra de que Bildu apoye las cuentas son los que estaban en contra de Sánchez y querían que apoyara a Rajoy. Yo no tengo ningún interés en ser relevante en la política española, yo tengo interés en construir la república vasca y ser absolutamente irrelevante en la política española”.