miércoles, 20 enero 2021 14:34

Cs Cataluña acusa al independentismo de estar “inmunizado ante la corrupción”

El líder de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha acusado al movimiento independentista de estar “inmunizado ante la corrupción” tras el nombramiento de la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, como candidata de la formación a la Presidencia de la Generalitat, ya que está siendo investigada por una presunta irregularidad en la contratación durante su etapa en la Institución de las Letras Catalanas (ILC).

En declaraciones este lunes tras una visita en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), Carrizosa ha afeado el nombramiento de Borràs y cree que se debe a “esa inmunidad que padecen los votantes independentistas, que les da igual y que lo tapan todo con la bandera”.

Para él, esa corrupción también salpica a ERC, “que desde el Govern ha mantenido contactos con conseguidores para dar contratos en tiempo de pandemia”, en referencia a las informaciones que han trascendido de la operación Voloh.

Al mismo tiempo, ha afeado que tanto PSC como ERC digan que no pactarán con el otro, ya que “están engañando porque ellos van a hacer un tripartito para que todo siga igual”.

Carrizosa ha asegurado que Cs no va a facilitar ese tripartito y que, si no ha sido posible formar una coalición del constitucionalismo para las elecciones, tras los comicios tenderán la mano “para formar una mayoría suficiente para acabar con la corrupción y dar carpetazo al ‘procés”.

METRO

Con motivo de su visita a Santa Coloma de Gramanet, Carrizosa ha valorado la línea de metro L9, que tiene estación en el barrio de Fondo de la localidad, y la ha tildado de “uno de los proyectos más ruinosos que se han hecho por una administración pública regida por el separatismo y CiU”.

Ha criticado que en un principio la línea costase 2.000 millones de euros, pero que, según la Sindicatura de Cuentas, haya un sobrecoste de 5.000 millones, “que equivale a todo el Presupuesto de un año de la Conselleria de Educación o a dos veces el Presupuesto de la Conselleria de Asuntos Sociales”.

“Ese sobrecoste se ha ido en mala gestión, retrasos y además corrupción, porque las concesiones de la L9, igual que las de la Ciudad de la Justicia, sirvieron para pagar el 4% que se pagaba a CiU, ya que se hablaba del 3% pero muchas veces fue del 4 y del 5”, ha zanjado.