jueves, 21 enero 2021 19:30

Open Arms pide apelar a la “solidaridad europea” ante la crisis migratoria

El director y fundador de la ONG de salvamento marítimo Open Arms, Óscar Camps, ha lamentado este lunes la crisis migratoria que se está viviendo en las Islas Canarias y, concretamente, en el Puerto de Arguineguín (Las Palmas), desmantelado este pasado domingo, y ha pedido apelar “a la solidaridad europea” y crear corredores humanitarios para evacuar a los migrantes.

Camps ha asegurado que el Gobierno central no está interviniendo en Gran Canaria “por miedo”, y ha pedido que acuda a Europa para redistribuir a las personas atrapadas en la isla entre los distintos países de la Unión, en una entrevista de TV3.

“Esta gente no viene para quedarse en Canarias ni para quedarse en España, sólo utiliza esta vía para llegar a su destino que es Europa. España no se puede quedar a todos los que entran por la frontera sur, aunque no sean tantos”, ha dicho Camps, que ha advertido del riesgo de que la isla viva una situación similar a la de Lesbos (Grecia).

Con todo, el director de Open Arms ha celebrado que “Salvamento Marítimo actúa, no sólo en aguas territoriales españolas si no en aguas internacionales, e incluso a 400 millas de Canarias”, por lo que el trabajo de su organización no es tan necesaria como en el Mediterráneo central, donde ha reclamado un Salvamento Marítimo europeo.

SOLOS EN EL MEDITERRÁNEO

Camps ha recordado que la ruta del Mediterráneo central, en el espacio de aguas internacionales, no cuenta con más equipos de rescate que los aportados por las ONGs, y que los barcos libios lo único que hacen son devoluciones en caliente a un país fallido como Libia: “Son mercenarios pagados por Europa, no guardacostas”, ha declarado.

El director de Open Arms ha señalado también que, aunque en noviembre pudieron realizar tres rescates en el que ayudaron a centenares de personas, durante la pandemia los gobiernos europeos, y el italiano en particular, están dificultando su trabajo, con lo que “no hay nadie que informe de lo que está pasando”.

“¿Cuándo ha sido fácil nuestro trabajo? Nos han criticado, nos han perseguido, nos han acusado, nos han disparado, nos han secuestrado, nos han bloqueado en cuatro países de la Unión Europea por motivos administrativos, nos han intentado judicializar, pero ningún juez ha querido tirar adelante estas causas…”, ha enumerado Camps.

En concreto, Camps ha recordado que el Open Arms es el único barco de rescate actuando en el Mediterráneo central, pero que Italia les ha impuesto una cuarentena por riesgo de contagios de coronavirus, pese a tener PCRs negativas: “No nos pueden parar por la vía legal, y nos ponen otras trampas”, ha declarado.